Amazon, en el límite de la privacidad

Amazon es la empresa líder mundial en distribución. Su implantación es tan absoluta que le permite poseer uno de los ficheros de clientes más grandes, de los que puede disponer, a su vez, para otros negocios. Bajo la sospecha –fundada– de que está utilizando los datos de los compradores de otras empresas que utilizan la plataforma como escaparate y punto de venta, la Comisión Europea ha abierto una investigación. Internet está dejando agujeros negros donde el derecho a la privacidad está siendo violado. Todo control es poco.