Opinión

Durao Barroso mete el dedo en la llaga bancaria

La Razón
La RazónLa Razón

Durao Barroso no se anduvo ayer con rodeos al afirmar que en España hubo errores de supervisión bancaria «muy importantes» que agravaron la crisis. El presidente de la CE apuntó a la pésima gestión de Fernández Ordóñez al frente del Banco de España en la supervisión de las cajas de ahorros. Una bomba de relojería que acabó estallando y llevándose por delante entidades de larga tradición y arraigo. Un fracaso socialista, enmendado por el PP, que justifica la necesidad de una unión europea bancaria y de supervisión.