Opinión

Enésima humillación a las víctimas

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

«Mikel Antza», jefe de ETA más de una década, será homenajeado por el mundo proetarra este fin de semana tras quedar en libertad en Francia y no tener causa pendiente en España por increíble y aberrante que parezca. Nada nuevo. Se suceden los recibimientos festivos a los pistoleros en el País Vasco y Navarra con absoluta impunidad y una desquiciante cotidianidad. Visto lo visto, los delitos de humillación a las víctimas y de enaltecimiento del terrorismo son jarrones chinos en manos de un gobierno y una justicia contemplativas.