Opinión

Equidistancia nociva en Cataluña

La Razón
La RazónLa Razón

Pedro Sánchez y Susana Díaz insistieron ayer en la reforma de la Constitución y en la apuesta por la España federal como respuestas al desafío secesionista durante sus intervenciones en el congreso del PSC, que refrendó el liderazgo de Iceta. Su mensaje fue que Rajoy y Mas eran responsables por igual del desencuentro. Sin matices. Sánchez debe aportar algo más que el mantra del encaje constitucional y del federalismo. Debe concretar con quién, para qué, hasta dónde. Si no, será más de lo mismo: un discurso vacío para salir del paso y una equidistancia decepcionante entre quienes respetan la legalidad y aquellos que pretenden pisotearla.