Opinión

Gibraltar presiona en la temporada de compras

La Razón
La RazónLa Razón

La presión que Gran Bretaña está ejerciendo para que España suavice el control de fronteras en Gibraltar tiene una explicación muy circunstancial: se ha abierto la temporada veraniega de compras en la colonia y la vigilancia obligada por el contrabando está obligando a muchos turistas a posponer su visita. Gibraltar debe defender sus intereses desde la legalidad y es inaceptable que el atolondrado ministro principal, Fabian Picardo, tome como propias las aguas territoriales españolas y proteja a los delincuentes.