Opinión

Ministra Dolores Delgado, su turno

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

María Dolores de Cospedal anunció ayer que deja su escaño en el Congreso y pone fin a su carrera política para «liberar al PP de cualquier ataque» después de los recientes audios que la relacionan con el ex comisario Villarejo. Su adiós supone un acto de responsabilidad pública y de lealtad con su partido. La despedida de Cospedal deja en evidencia el insólito e inadmisible enroque de la ministra Dolores Delgado, marcada por otras grabaciones que la inhabilitan para cualquier cargo institucional.