Opinión

Pisotón del 15-M a la Ley y a la democracia

La Razón
La RazónLa Razón

El principio de legalidad es un instrumento básico de la democracia. Sin él, el Estado de Derecho y los derechos y libertades que nos asisten, serían inviables. Por eso es tan grave cualquier ataque al imperio de la Ley. El movimiento 15-M piensa desobedecer la decisión de la Junta Electoral Provincial de Madrid de prohibir su concentración en la Puerta del Sol y violentar la jornada de reflexión. A un desafío semejante corresponde a las autoridades responder en defensa de la legalidad, el orden y la libertad de todos.