Opinión

Presión separatista a los municipios catalanes

La Razón
La RazónLa Razón

Con la convocatoria a las elecciones locales, los movimientos separatistas catalanes están redoblando sus actos de presión sobre los ayuntamientos del Principado para conseguir que se adhieran a la AMI (Asociación de Municipios Independentistas). Cartas, prospectos, manifiestos y solicitudes de compromiso personal para realizar un acto ilegal llueven sobre los candidatos. No más de 201 consistorios –todos ellos gobernados por partidos nacionalistas– han respondido afirmativamente, aunque sin consultar a los vecinos. En Cataluña hay 947 municipios, lo que indica el limitado apoyo a la secesión, pese a la intimidatoria presión.