Puesta al día de la Administración local

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno aprobó ayer la reforma local, una de las más trascendentes en un país tan descentralizado. El proyecto acumula méritos sobrados: delimita competencias y elimina duplicidades, racionaliza el sector público, garantiza la prestación de los servicios públicos de calidad, preserva el sostenimiento de las administraciones, incentiva la fusión de los municipios y permite conocer el coste real de los servicios. Un ambicioso plan de racionalización que la izquierda rechaza en un ejercicio de sobreactuación irresponsable.