Riesgo de deriva nacionalista en UGT

La RazónLa Razón

El sindicalismo no se lo puede permitir. Tras el rosario de casos de corrupción por los ERE en Andalucía, la llegada del líder del sindicato en Cataluña, Josep María Álvarez, no parece alagüeña. Afirmar que «ha sentido la catalanofobia durante su elección» vuelve a agitar la bandera del victimismo nacionalista. Esa deriva sólo acabaría por hundir aún más al sindicato.