Sánchez+Podemos, igual a precariedad

La Razón
La RazónLa Razón

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, insistió ayer al PSOE en que su apuesta pasa exclusivamente por entrar en el gobierno y demandó que se siente a hablar de programa y equipos. Horas más tarde, José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, apelaba al partido de los círculos como socio programático prioritario de Pedro Sánchez en línea con, según su versión, la positiva relación mantenida en otras administraciones y territorios. En realidad, con las propuestas de unos y otros encima de la mesa, el horizonte del país es más que alarmante. Tanto en lo económico como en lo social, el volantazo a la extrema izquierda será un hecho con la presunta excusa de promover la igualdad y garantizar la lucha contra la vulnerabilidad social. En realidad, estamos hablando de una patada económica hacia delante con planteamientos ultraexpansivos de gasto público sobre la base de un impuestazo generalizado y el estrujamiento de las economías domésticas y la de las empresas. La sombra del Estado será alargadísima en detrimento de la iniciativa privada con un redoble del intervencionismo en sectores estratégicos que redundará en precariedad, inseguridad jurídica y agostamiento de la libertad empresarial. Y todo ello con un ajuste fiscal de 15.000 millones demandado por Bruselas. Nada cuadra.