Opinión

Separatismo a costa de los funcionarios

La Razón
La RazónLa Razón

Artur Mas ha regado en estos años sin medida todas las partidas dirigidas a alentar las políticas separatistas. Ni la crisis ni los recortes se han notado en el proyecto central, por no decir único, de su gobierno. Pero ese derroche ha tenido también su cruz y sus paganos. Los funcionarios de la Generalitat han corrido con buena parte del peaje secesionista de Mas y los suyos. La factura se ha traducido en tres años sin una paga extra y puede que hasta cuatro. Los funcionarios públicos han dejado de percibir 1.500 millones de euros para que el presidente corriera con los gastos del desvarío.