Toxo se va con deberes por hacer

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Ignacio Fernández Toxo anunció que no optará a un tercer mandato como secretario general de CCOO y propuso al líder del sindicato en el País Vasco, Unai Sordo, para sucederle. Toxo esgrimió como razones para dar un paso atrás sus casi 65 años y los retos que los procesos internos de transformación imponen a la organización. La ministra Fátima Báñez le definió como «comprometido, dialogante y clave en grandes acuerdos». Toxo supuso también la continuidad de un modelo sindical anacrónico que cristalizó en una paulatina desafección de la sociedad. El relevo generacional es una oportunidad para que la nueva hornada sindical apueste por converger con las centrales europeas, se convierta en instrumento útil para los trabajadores y el país y renuncie a ser un activo político al servicio de los intereses particulares de la izquierda.