Opinión

UGT: más subvenciones, pese a los chanchullos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La acumulación de evidencias sobre las irregularidades contables y las falsificaciones de facturas practicadas por UGT en Andalucía exigen explicaciones mucho más explícitas que las vagas excusas dadas por Méndez. Los mismos que cada día exigen a Rajoy que «dé la cara» callan ahora como muertos. Pero no sólo eso; incluso desprecian las denuncias, como hace la Junta de Andalucía, la cual ha seguido subvencionando al sindicato con más de 100.000 euros desde que estalló el escándalo. Un sarcasmo en la cara de los ciudadanos.