Prensa de récord

A pesar del rápido avance de los medios digitales, casi la mitad de la población adulta en el planeta lee prensa escritaÁngel V

En plena vorágine digital, en un mundo en el que las cifras relacionadas con Internet son mareantes, hay veces que hay que volver los ojos al mundo analógico para darnos cuenta del papel fundamental que sigue teniendo en nuestra sociedad.

Es el caso del sector de los medios de comunicación, embarcados en una profunda y nunca acabada transición hacia el mundo online, pero con los pies aún anclados en el mundo offline. Así, y aunque resulte sorprendente, todavía hay en el mundo 2.700 millones de personas que leen periódicos impresos, es decir, casi la mitad de la población adulta en el planeta, mientras que a los medios digitales se producen alrededor de 800 millones de accesos. Estas cifras, en su conjunto, suponen que nunca antes tantas personas habían leído prensa, independientemente del soporte en que ésta se encuentre, lo que se traduce también en una cifra de negocio impresionante: 180.000 millones de dólares en 2014, mayor que la de sectores como el editorial, el de la música o el de las películas.

Este es el balance de situación que presenta el World Press Trends, el elaborado informe que elabora cada año Wan-Ifra, la asociación mundial de editores de diarios que reúne a más de 18.000 compañías del sector de 130 países diferentes.

Otro dato que destaca de este estudio es el hecho de que, por primera vez en este siglo, los ingresos por circulación, es decir por la venta de ejemplares o de contenidos en el caso de los medios digitales, han superado a los procedentes de la publicidad: 92.000 millones de dólares en el primer caso frente a los 86.000 millones del segundo concepto. Éste hecho supone un hito, pues implica una relación mucho más directa entre el creador de los contenidos y el usuario de dichos contenidos, entre los editores y su audiencia.

Actualmente, los seis mayores mercados en el mundo son Estados Unidos (37.000 millones de dólares sobre el total); Japón (18.000 millones); Alemania (16.000 millones); China (14.000 millones); Reino Unido 8.000 millones) e India (7.000 millones), lo que supone el 55,5 por ciento de la cifra global de negocios en todo el mundo. La circulación cambia de acuerdo a la región, y son Asia, África y América Latina quienes siguen gozando de un crecimiento en audiencias de impresión.

Llama la atención también el hecho de que, contrariamente a lo que se suelen pensar, los jóvenes continúan siendo consumidores de información y están dispuestos a pagar por ella. Así, siete de cada diez personas de entre entre 20 y 30 años, es decir, los denominados millenials, lee noticias diariamente; el 40 por ciento paga por al menos una suscripción a un medio o alguna aplicación de noticias, y un 16 por ciento estaría suscrito a un medio impreso, sea un periódico o una revista. Con todo, para más de la mitad de ellos su principal medio de acceso a la información es la red social Facebook.

Sin duda, de estos datos podemos llegar a la conclusión que lo que está en entredicho es el modelo de negocio, pero no el producto en sí mismo. Los periódicos, ya sean impresos o digitales, siguen formando parte de nuestro modo de vida y la sociedad los sigue demandando. La clave es adaptarse a un entorno en el que ya no son la única fuente de información, pero lo que está claro es que nunca antes tanta gente había accedido a los periódicos y eso es una muestra clara de que el producto, lejos de estar agotado, sigue siendo atractivo.