España en verano: Un verano a la sombra

Este es el periodo de vacaciones que más «ilustres» pasan entre rejas.

Políticos, un ex presidente autonómico, antiguos alcaldes y concejales, empresarios de postín, el máximo responsable de Hacienda en Cataluña, ex altos cargos y directivos de organismos públicos, un presidente de un club de fútbol de primera división, una figura del toreo, «la Princesa» de Mallorca... Semejante nómina de personajes relevantes podría nutrir de flashes cualquier photocall, pero a día de hoy, para su desdicha, sólo comparten un titular que parece reñido con su antaño previsible destino: un verano en la cárcel. Porque si hace unos años, cuando para ellos aún no se habían amarilleado los días de vino y rosas, las espinas vendrían después, alguien se hubiera atrevido a pronosticar que terminarían en prisión el presidente balear Jaume Matas, el alcalde de Marbella Julián Muñoz, el tesorero del PP Luis Bárcenas, el presidente del Sevilla José María del Nido, el torero Ortega Cano, la ex presidenta del Parlamento balear María Antonia Munar y el mandamás de los empresarios Gerardo Díaz-Ferrán,más de uno, seguramente, lo habría tachado de loco. Hoy, sin embargo, todos ellos están encarcelados o, como Matas, a punto de cumplir condena tras la negativa del Gobierno a concederle el indulto.

La corrupción ha dado con la mayoría de ellos en la cárcel. No es de extrañar, teniendo en cuenta que, según los últimos datos del ConsejoGeneral del Poder Judicial(CGPJ), los jueces españoles tienen abiertas casi 1.700 causas por este motivo, en las que están imputadas más de 500 personas.

Para algunos éste no será su primer verano en prisión.Díaz-Ferrán y Bárcenas llevan ya más de un año en la cárcel.El ex presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), desde diciembre de 2012, y el ex senador, desde junio del pasado año. Dos jueces de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco y PabloRuz, respectivamente, fueron quienes ordenaron la prisión provisional de ambos. Díaz-Ferrán, por el supuesto vaciado del Grupo Marsans con el objetivo de burlar a su legión de acreedores (para lo que contó, según el juezVelasco, con la inestimable ayuda del empresario Ángel de Cabo, que acaba de salir de la cárcel tras abonar una fianza de 300.000 euros).El ex tesorero del PP salió en furgón policial camino del centro penitenciario de Soto del Real, donde sigue, tras su novena comparecencia judicial, al constatar Ruz que aprovechaba supuestamente su libertad para poner a buen recaudo enEstados Unidos yUruguay el dinero de sus cuentas suizas, donde llegó a acumular más de 48 millones.

Otra que sumará su segundo verano encarcelada será María Antonia Munar, ex presidenta del Parlamento balear, conocida en Mallorca como «la Princesa» en sus días de apogeo político en la isla. No es la única integrante de la extinta Unió Mallorquina que está entre rejas: también comparten su misma suerte el ex vicepresidente del Consell de Mallorca Miquel Nadal, los ex consellers BartomeuVicens yFrancesc Buils y el que fuera responsable delInstituto de Inversiones para la mejora del Entorno TurísticoAntoniRebassa.

La mayor investigación contra la corrupción abordada jamás en España, el «caso Malaya», ha abierto las puertas de prisión, en distintas oleadas, a alcaldes y concejales de Marbella, mutando la joya de la Costa del Sol en escenario ideal de la saga de «Torrente». JuliánMuñoz, que empuñó el bastón consistorial de la ciudad, está preso en la cárcel de Málaga y acumula juicios suficientes como para presagiarle una larga privación de libertad.Su ex pareja, la tonadillera Isabel Pantoja, ha podido eludir la cárcel por los pelos, pese a ser condenada a dos años de prisión, al no tener antecedentes penales. El pasado viernes, Muñoz vio cómo elGobierno le negaba el indulto por su condena a siete años de cárcel por malversación de fondos públicos en el «casoMinutas», uno de los meandros procesales de«Malaya».

Esta misma causa llevó a prisión, el pasado marzo, al ya ex presidente del Sevilla, el abogado José María del Nido, por el cobro de facturas irregulares del Ayuntamiento marbellí. Del Nido emprendió incluso una campaña de recogida de firmas para respaldar su indulto, pero elGobierno, sin embargo, hizo oídos sordos a su petición.Más de siete años en prisión, desde el pasado enero en el centro penitenciario Sevilla II, lleva el principal muñidor de la madeja corrupta en Marbella, el ex concejal de UrbanismoJuanAntonio Roca. Y a la espera de la decisión del Tribunal Supremo sobre su condena a dos años de cárcel (que ya ha visitado en dos ocasiones) se encuentra el ex futbolista del Atlético de Madrid Tomás Reñones.

Otro que también pasará el verano en la cárcel es el ex jefe de la Inspección de Hacienda en Cataluña Josep Maria Huguet, condenado a seis años y diez meses de cárcel.

Pero no sólo la política y el mundo empresarial están representados en prisión. El del torero José Ortega Cano, que cumple desde abril una condena a dos años y medio de cárcel en el centro penitenciario de Zuera (Zaragoza) por homicidio y conducción temeraria bajo los efectos del alcohol, es un caso singular. El diestro entraba en prisión apenas un mes después de que la abandonase su hijo JoséFernando, condenado por agredir y robar un vehículo a un joven.