Actualidad

El Papa cede el paso al Rey: «El monaguillo primero»

Francisco cede el paso al Rey
Francisco cede el paso al Rey

El Papa Francisco ha hablado con los Reyes durante 53 minutos sobre el paro juvenil desde un punto de vista de sensibilidad social y también han conversado sobre un posible viaje del Pontífice a España, concretamente a Avila, con motivo de la celebración en 2015 del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, según han explicado fuentes de la Casa Real. No obstante, las mismas fuentes han precisado que no se ha trasladado una invitación oficial para este viaje, que ya se ha cursado con anterioridad.

La reunión en el Vaticano tuvo el carácter y la formalidad de las grandes visitas en la Santa Sede, aunque se pudieron ver gestos amistosos y bromas entre los Reyes y el Papa argentino que, por supuesto, hablaron en español y a solas durante la audiencia.

Cuando les invitó al estudio en el que celebraron su reunión privada, y dado que la puerta de acceso es estrecha, el Pontífice no quiso entrar primero y les explicó en tono de broma que los monaguillos van siempre por delante del Papa en una procesión, por lo que les cedió el paso.

La escena se repitió cuando, tras la reunión privada, pasaron al salón adyacente al Aula Pablo VI, donde estaba prevista la presentación al Papa de la delegación que acompañaba a los Reyes.

"Los monaguillos primero", exclamó el Papa sonriendo en referencia a la anterior situación, a lo que el Rey sonrió también y pasó antes que el pontífice.

Esta ha sido la primera vez que los Reyes y Francisco se reúnen de manera oficial, ayer se saludaron sólo durante unos minutos tras la ceremonia de canonización de San Juan Pablo II y San Juan XXIII. En la ceremonia de inicio del Pontificado del Papa Francisco, el pasado 19 de marzo de 2013, la Casa Real Española estuvo representada por los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia.

El Papa Francisco es el sexto Papa que reciba a los Reyes, que acudieron por decimotercera vez al Vaticano para asistir a las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII.

La primera vez que los Reyes fueron recibidos en el Vaticano fue en 1962, antes de casarse, en una audiencia con Juan XXIII --uno de los dos papas que este domingo serán proclamados santos-- a la que acudieron junto al padre del Rey, Don Juan, para solicitar la dispensa papal. Después acudieron en dos ocasiones como Príncipes --tras la boda, con Juan XXIII y en una Misa de Pascua con Pablo VI--.

Asimismo, han estado presentes en el Vaticano diez veces más como Reyes: en 1977 cuando fueron recibidos por Pablo VI en su primera audiencia como Reyes; en 1978 con motivo de la Misa de Inicio de Pontificado de Juan Pablo I; y un mes después, en la Misa de Inicio de Pontificado de Juan Pablo II.

También acudieron en 1981 durante una visita de Estado a Italia; en 1983, con sus tres hijos, a una Misa privada con el Papa Wojtyla; en 1988 en visita de cortesía; en 1998 para el XX aniversario de Pontificado; en el año 2000 a una audiencia; en 2005 a la ceremonia de exequias tras la muerte de Juan Pablo II; y unos días después a la Misa de Inicio de Pontificado de Benedicto XVI. También fueron recibidos en una ocasión por Benedicto XVI en la residencia de Castel Gandolfo.

Por su parte, el Príncipe de Asturias ha visitado el Vaticano en cinco ocasiones, la primera cuando tenía 15 años, en el marco de la audiencia de Juan Pablo II a la Familia Real y la segunda en una audiencia personal.

En sus tres últimas visitas, Don Felipe ha viajado al Vaticano acompañado de la Princesa de Asturias: tras su boda, cuando se encontraron con Juan Pablo II; en la misa de beatificación de Juan Pablo II, con Benedicto XVI; y en la Misa de Inicio de Pontificado de Francisco.

Además, España ha recibido ocho visitas papales de dos Pontífices. Concretamente, Juan Pablo II viajó a este país en cinco ocasiones (1982, 1984, 1989, 1993 y 2002) y Benedicto XVI lo hizo tres veces (2006, 2009 y 2011).

El Rey Don Juan Carlos fue bautizado en Roma, donde nació, en 1938, por el cardenal Pacelli, que un año después inició su Pontificado como Papa Pío XII.