Polonia se escribe con eñe

Los españoles son uno de los grupos más numeroso de la JMJ. Mañana se reúnen en Czestochowa antes de partir a Cracovia.

Peregrinas españolas en Polonia
Peregrinas españolas en Polonia

Los españoles son uno de los grupos más numeroso de la JMJ. Mañana se reúnen en Czestochowa antes de partir a Cracovia.

Los españoles ya se hacen notar en Polonia, a dos días de que se inaugure una nueva edición de la JMJ en Cracovia y tres para que llegue el Papa Francisco. Y es que nuestro país, tras los anfitriones, Italia y Francia, es el que más peregrinos aporta a esta gran fiesta de la juventud católica, con 30.500 repartidos en el grupo de la Conferencia Episcopal, diócesis, congregaciones, movimientos u otras realidades eclesiales.

En uno de ellos, concretamente el de Regnum Christi, se integra Blanca Guasch. Antes de partir hacia Cracovia, pasan unos días en la ciudad de Wroclaw. Allí está alojada, junto a dos compañeras, en casa de una familia humilde. Impactada por la acogida que le brindó esta familia, que tiene entre sus miembros a una joven ciega, cuenta a LA RAZÓN su experiencia. «Nos acoge un matrimonio y su hija de 30 años, que es ciega. Son un testimonio impresionante. A pesar de su minusvalía, lo lleva todo muy bien y tiene más fe que nosotros. Toca la guitarra, escribe libros, habla en inglés con nosotras y hace de intérprete con sus padres. Nos lo dan todo, nos preparan la comida. Incluso nos han dado regalos para nuestras familias. Son un verdadero ejemplo». Ayer, el grupo participó en una misa con los peregrinos de habla hispana que se quedan en esta diócesis y que presidió el obispo de Wroclaw junto al español, auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino. Para completar el día, disfrutaron de un concierto en el estadio de la ciudad con la actuación de sor Cristina, la monja que ganó «La Voz» en Italia.

Además de los momentos de oración y celebración, los jóvenes del Regnum Christi presentes en Polonia participaron en distintos trabajos en favor de la Iglesia local. Arreglar y limpiar una parroquia, quitar rastrojos y malas hierbas o pintando paredes...

Una experiencia muy parecida es la que están viviendo los jóvenes del Arzobispado de Santiago, una delegación de unas 120 personas que llevan en Polonia pocos días. Ahora mismo disfrutan de los diferentes actos que se organizan bajo el nombre de Días en las Diócesis. Les ha tocado hospedarse en pueblos de la región de Ritzina. «Esta es una gran experiencia para cada joven, ya que conven con auténticos desconocidos que abren sus puertas y ofrecen lo mejor de siímismos para que disfrutemos de nuestra estancia en Polonia, cubriendo nuestras necesidades básicas –ducha, comida, lavar la ropa–; es decir, realizan una pequeña obra de misericordia que, a fin de cuentas, es lo que se pretende enseñar a cada uno de nosotros en esta Jornada Mundial de la Juventud».

También es significativa la participación espiscopal española. Un total de 51 obispos, la cifra más alta en una JMJ europea fuera de España. Entre ellos, el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que presidirá el encuentro en Czestochowa con miles de jóvenes españoles. Se celebrará una eucaristía, a la que seguirá un festival con actuaciones de grupos como La Voz del Desierto, Toño Casado, el padre Damián, además de un «flashmob» y numerosos testimonios.

En ese encuentro, como en los instantes previos a la vigilia con el Papa del próximo sábado, se podrá escuchar la canción «Hoy ya soy feliz», el himno de los jóvenes de nuestro país para este evento. La canción, distribuida por Viva la fe/Universal, está disponible en todas las plataformas digitales mundiales desde el próximo 17 de junio y acompañará a los más de 30.000 españoles que se unirán en Polonia con otros jóvenes del mundo y el Papa Francisco.

Toño Casado, músico y sacerdote madrileño, es quien la ha compuesto y, además, quien la interpreta junto al padre Damián, más conocido como el «cura de La Voz». Al proyecto, producido musicalmente por David Santafé, también se han unido los mejores raperos católicos de nuestro país. Tendrá versiones en inglés y polaco. Un éxito viral con marca España.