¿Robó Picasso la «Gioconda»?

Fernando Colomo ficciona un suceso real para retratar el surgimiento del cubismo

Hace 100 años, Picasso y Apollinaire se vieron involucrados en un extraño suceso. Las investigaciones del robo de la «Gioconda» en el Museo del Louve.

Hace 100 años, Picasso y Apollinaire se vieron involucrados en un extraño suceso. Las investigaciones del robo de la «Gioconda» en el Museo del Louve apuntaban a ambos artistas, y el escritor llegó a ingresar en prisión. Fernando Colomo llevaba años en busca de la historia que le permitiera hacer una película sobre el nacimiento del cubismo, y, al descubrir este suceso, que Picasso intentó mantener oculto durante años, encontró la excusa. «Es una película ficcionada y dramatizada, pero la mayoría de las cosas que pasan están documentadas, principalmente, gracias a las cartas de Gertrud Stein, Picasso y Apollinaire. Lo podría defender delante de cualquier experto», explica el director.

Versión irreverente

Más allá de la anécdota, Colomo retrata en «La banda de Picasso» una generación de artistas jóvenes despojada de cualquier prejuicio sobre el arte, el amor y la amistad: «Digamos que es una versión irreverente de la pandilla, en la que surge la amistad, pero también rencillas y traiciones. Es algo que yo también he vivido. Creo que supone una visión diferente de este grupo, desacralizada», subraya el director. Pero, ¿qué le parece a los descendientes de Picasso esta nueva visión del genio? Aunque la familia puso como condición para ceder los derechos de los cuadros que aperecen en el filme que se asegurara que se trata de una película de ficción, el director asegura que colaboraron: «No tendría los derechos para mostrar «Las señoritas de Avignon» ni el retrato de Gertrude Stein. Estuvimos casi un año para gestionarlos. Fue bastante complicado; la Fundación Picasso tiene mucho trabajo en este sentido. Eso sí, no dieron su aprobación hasta después del rodaje. Es la primera película en la que se pagan derechos por un cuadro suyo», aclara el director.

Además de pintura, en «La banda Picasso» abunda la presencia de la literatura, principalmente, a través de la poesía de Apollinaire. «He intentado utilizar todas las voces artísticas del momento, como la de Apollinaire y su obra «El poeta asesinado», de la que se pueden extraer numeroros momentos autobiográficos reconocibles. Intenté que le diera un tono, pero que no fuera pesado. Lo ideal sería que generara en el público una curiosidad no sólo pictórica sino también literaria. Quiero que sorprenda, que emocione y que el espectador salga de la sala un poco más culto. Sinceramente creo que se puede aprender más sobre Picasso viendo esta película que con alguna de las biografías que hay publicadas», añade.