Miguel de Górgolas: “Hace falta más educación sexual entre los jóvenes”

Entrevista al jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid

1. ¿Por qué cuesta tanto hoy consultar por patologías de ámbito sexual?

La educación sexual debe formar parte de la formación de los jóvenes, tanto en sus familias como en la escuela, de tal forma que se elimine el tabú existente sobre la sexualidad, se conozcan las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y se aprenda a prevenirlas de forma conveniente y eficaz. La falta de educación sexual es el origen de la dificultad en consultar por estas enfermedades.

2. ¿Cuáles son las más comunes?

Son muchas las infecciones de transmisión sexual, algunas son más habituales, como la infección por tricomonas, y otras son más graves, como la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las infecciones de transmisión sexual están producidas por bacterias (gonococo, clamidia, sífilis), por virus (VIH, herpes, hepatitis B y C, virus del papiloma humano), por parásitos (tricomonas) y por hongos (candidiasis). También hay algunos ectoparásitos, como la sarna o la pediculosis, que son de transmisión sexual. En los últimos cinco años observamos un incremento muy notable de las ETS, particularmente entre la población de hombres que tienen sexo con otros hombres, y más si hay consumo de sustancias recreativas, el denominado «chem-sex». Las infecciones por clamidia, la sífilis y, por supuesto, por el VIH ocurren por una escasa protección, no sólo con métodos de barrera tipo preservativo, sino con la aplicación de otras medidas, como la PrEP (profilaxis pre-exposición).

3. ¿Qué acciones realizan desde el servicio denominado Checkpoint?

Es un servicio de atención privada para pacientes que quieren tener una salud sexual adecuada. Tras una entrevista médica y una exploración física se pueden realizar detecciones de la presencia de microorganismos responsables de infecciones de transmisión sexual mediante análisis de sangre (detección de anticuerpos del VIH, hepatitis, etc.), y toma de muestras genitales y orales para la búsqueda de patógenos. También podemos realizar una exploración para detectar lesiones del virus del papiloma humano. Hacemos también seguimiento y tratamiento de todas las ETS, incluida la infección por VIH. Finalmente, facilitamos la profilaxis pre-exposición para aquellos pacientes en riesgo de adquirir la infección por VIH.

4. ¿Quiénes consultan más: hombres, mujeres, según la edad...?

Las personas que más consultan son varones con una edad comprendida entre los 25 y 45 años. Las mujeres suelen hacer el seguimiento en Ginecología pero también pueden ser estudiadas aquí.

5. Desde la consulta Checkpoint, ¿se recomienda el uso de la terapia pre exposición (PrEP) frente al VIH?

Sí. La eficacia de la PrEP para prevenir la infección por VIH es enorme y, por tanto, puede ser una opción para aquellas personas que son conscientes de que, en ocasiones, mantienen relaciones sexuales de riesgo, no protegidas, particularmente si son con desconocidos, pues no saben si pueden estar infectados por el VIH o, en el caso de que lo estuvieran, si no están tomando un tratamiento antirretroviral adecuado y eficaz capaz de mantener la carga del virus indetectable. La PrEP consiste en la toma diaria u ocasional de una combinación de dos medicamentos que previene eficazmente la adquisición de la infección por VIH. La indicación de PrEP, así como el seguimiento de su eficacia y tolerancia debe hacerse de forma periódica. Igualmente es importante descartar la presencia de otras ETS.

6. Han aumentado las infecciones de transmisión sexual (ITS). ¿Se ha perdido el miedo al VIH?

Las ITS sí que están aumentando y, efectivamente, puede que también se haya perdido el miedo a la infección por VIH. Es verdad que ahora disponemos de tratamientos para abordarlo con eficacia y con escasos efectos adversos, pero esto no debe ser óbice para que se sigan tomando precauciones para evitar el VIH y las otras ITS.

7. Las medidas femeninas contraceptivas ¿han hecho disminuir el uso del preservativo?

Creo que la respuesta a esta pregunta es que sí, ya que el preservativo se ha utilizado como método anticonceptivo, además de como medio barrera para las ITS. El empleo del preservativo sigue siendo el método más eficaz para prevenir todas las ITS, y considero que es una práctica que no se debería abandonar.

8. En cuanto al cribado de pacientes, ¿cómo se realiza?

Con una pequeña torunda de algodón se toman muestras de la faringe, la uretra, la vagina y la región anal para la detección mediante técnicas moleculares del material genético de los microorganismos responsables de las ITS. Por otro lado, se obtienen muestras de sangre para determinar la presencia de anticuerpos y/o carga viral de enfermedades como el VIH, la hepatitis A, B, C o la sífilis.

9. ¿Cuáles son las asignaturas pendientes en ITS y VIH?

En primer lugar, mejorar la formación de las personas sobre las ITS, de tal forma que conozcan cómo se adquieren, qué prácticas conllevan riesgo, qué complicaciones pueden ocasionar estas infecciones y cuál es la mejor manera de prevenirlas. En segundo lugar, facilitar el acceso rápido a un centro con experiencia y con facilidades diagnósticas de última generación, como son las técnicas de diagnóstico molecular. Finalmente, el desarrollo de nuevos fármacos, particularmente importante para el abordaje de las infecciones gonocócicas, así como el desarrollo de nuevas vacunas, tanto para el tratamiento como para la prevención del VIH.

10. ¿Qué líneas de investigación tienen en marcha en esta unidad?

En Checkpoint participamos en diversos estudios sobre la infección por VIH, nuevas terapias y estrategias. Igualmente, colaboramos con la industria farmacéutica en la investigación de nuevos fármacos y vacunas mediante ensayos clínicos multinacionales, que son precisos para valorar su eficacia y seguridad.