Sociedad

El “Síndrome de Burnout” o lo que es lo mismo, estar “quemado” del trabajo

Se trata de un tipo de estrés laboral, un estado de agotamiento físico y mental que generan diversas situaciones laborales y que pueden llegar a tener consecuencias muy graves

Las empresas creadas aumentan en Baleares un 6,3% en septiembre
Trabajadores en oficina EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO) 30/04/2010 EUROPA PRESS

¿Quién no ha sufrido estrés en el trabajo? A todo trabajador le ha abordado alguna vez un sentimiento de agobio y angustia que no le deja ejecutar sus labores al cien por cien y que suele venir seguido de una sensación de bloqueo que, hasta que no paras, respiras y vuelves a empezar, no acaba. Pero hay en ocasiones y en algunos casos en los que no se trata únicamente de estrés, sino que es otro fenómeno, el “Síndrome de Burnout” o de el “Síndrome del quemado”. Este tipo de estrés laboral está caracterizado por ser un proceso paulatino en el que las personas que lo sufren van perdiendo el interés en sus tareas laborales y pueden llegar a padecer de graves depresiones o problemas de autoestima.

Este síndrome nace en 1969 cuando se analizaron los síntomas de distintos agentes de policía que tenían un cuadro médico parecido. En 1974 Freudenberg definió este fenómeno como: “un síndrome de cansancio emocional, despersonalización, y una menor realización personal que se da en aquellos individuos que trabajan en contacto con clientes y usuarios”.

¿Quién tiene riesgo de sufrir este síndrome?

Este síndrome lo suelen sufrir aquellas personas que se implican tanto en el trabajo que dejan su vida personal de lado o no imponen el equilibrio razonable entre su vida laboral y la extralaboral. Estas personas suelen asumir tareas que no corresponden su cargo. Además, suelen sufrirlo aquellos trabajadores que realizan sus tareas para clientes, doctores, enfermeras, consultores, trabajadores sociales, maestros, vendedores puerta a puerta, encuestadores, oficiales de cobro, etc... A pesar de involucrarse en exceso en su trabajo, estas personas suelen sentir que no tienen ningún control sobre este y habitúan a desempeñar actividades monótonos y sin sobresaltos.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

  1. Volverse cínico o excesivamente crítico en tu ambiente laboral
  2. Sufrir un agotamiento emocional
  3. Pérdida de energía física y psíquica
  4. Disminución en la autoestima personal
  5. Volverse irritable e impaciente con los compañeros o clientes
  6. No sentirse satisfecho cuando se consiguen logros profesionales
  7. Sentirse constantemente desilusionado con su trabajo
  8. Experimentar cambios en su rutina de sueño o apetito
  9. Sufrir extraños y constantes dolores de cabeza, dolores de espalda o problemas físicos

Este “Síndrome de Burnout” puede llegar a tener consecuencias muy graves si no se detecta y trata a tiempo. Algunos de los efectos que puede causar son: insomnio, ansiedad, diabetes, obesidad, infarto cerebral, úlceras, pérdida de peso, asma, cambios en los ciclos menstruales, etc... Obviamente, si se sufre de este síndrome hay que tomar medidas que pasan desde simplemente cambiar la actitud o hacer algo de ejercicio hasta buscar apoyo de un especialista, pero este síndrome nunca se debe confundir con una enfermedad.