Así será hacer deporte en la “desescalada”: Mayor distancia de seguridad y en solitario

"En principio, no tendría que tener un impacto en la trasmisión, pero se verá en un periodo de una semana a 10 días”, ha dicho Simón

Thumbnail

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado esta mañana durante la comparecencia ante los medios de comunicación que, en el caso de que se autorice la práctica de deporte a partir “del 2, 3 o 4 de mayo”, deben implementarse mayores medidas de distanciamiento que las establecidas para la salida diaria de los menores.

Para poder realizar actividad física sin incrementar el riesgo de contagio, Simón ha recomendado aumentar la distancia de seguridad más allá de los 1,5-2 metros. “Una cosa es pasear y otra hacer deporte, pues el esfuerzo genera respiraciones y exhalaciones más potentes, mayor sudor y otras variables que generan más riesgo", ha explicado.

También ha recordado que más que establecer un distanciamiento mayor “es una cuestión de implementación de la norma”, en el sentido de que es importante aumentar la distancia con otras personas “para que se vea que se está haciendo deporte individualmente”.

En este sentido, recordó que algunas de las indicaciones de seguridad que se establecen, como la salida de los niños, se hacen por la necesidad de los menores de salir, pero el problema llega si salen junto a los dos padres, ya que ahí “tiene un peso importante en el número de personas que pueden salir a la calle”.

Además de esta nueva recomendación, el director del Centro de Alertas ha pedido “ser muy cauteloso" ante esta nueva fase en la que se están abriendo restricciones. “Hay que tener cuidado, este fin de semana ya pudieron salir los niños y, en principio, no tendría que tener un impacto en la trasmisión, pero se verá en un periodo de una semana a 10 días”, ha advertido. Por ello, ahora que se van a permitir actividades para adultos y mayores, como los paseos y el deporte, ha apuntado que “es importante que se realicen con las indicaciones que traslada el ministerio de Sanidad, si no podemos dar un paso atrás y nos pondría en una situación complicada” no solo a nivel psicológico en la población, también y más importante a nivel sanitario, aumentando de nuevo la presión asistencial.

Simón cree que a medida que se va abriendo la movilidad, parte de la responsabilidad se va transfiriendo a las personas que van a hacer uso de esos nuevos derechos. Y por eso ha advertido de que “estos nuevos derechos no son gratis”.

“También tienen una parte de responsabilidad y deberes que se tienen que cumplir para garantizar que el colectivo no se expone a riesgos innecesarios por practicas que a los mejor no son muy adecuadas por otros grupos poblacionales”, ha concluido.