Consenso para España lanza una campaña pidiendo el acceso universal a los test de Covid-19

Manifiesto de la plataforma en respuesta al documento del Gobierno “Capacidades sanitarias esenciales”

Coronavirus testing in Glasgow
"Es imperativo que los test diagnósticos sean accesibles a toda persona con síntomas", dice el manifiestoAndrew Milligan/PA Wire/dpa Andrew Milligan/PA Wire/dpa

La plataforma ConsensoparaEspaña.org en respuesta al documento: “Capacidades Sanitarias Esenciales” presentado ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), considera que el plan marco presentado por el Ministro de Sanidad Salvador Illa, que detalla los criterios que habrán de cumplir las comunidades autónomas poder iniciar la fase de desconfinamiento, no es un plan técnico, no es más que una enumeración generalista de medidas sin argumentos científicos ni datos cuantitativos que sirvan de guía para las mismas y no concreta plazos o fechas para su puesta en marcha en base a citados argumentos, cuando solo con criterios exclusivamente técnicos y científicos lograremos la salida del confinamiento.

Entendemos que hay una dejación de funciones por parte del Gobierno, que impone sus decisiones sin tener en cuenta los recursos disponibles, sin garantizar la capacidad y acceso al suministro de materiales, o la disponibilidad de personal sanitario español, que ya es el colectivo profesional más afectado por el coronavirus en Europa. El Gobierno parece no tener voluntad en recuperar la plena actividad económica. No hay claridad en las directrices ni transparencia en la información. Detectamos una total desconfianza en los ciudadanos, empresarios y trabajadores en los que se acrecienta la preocupación y aumenta el miedo a afrontar la vuelta al trabajo cuando el suministro de test y mascarillas no está garantizado.

Test masivos: suministro y acceso

El Gobierno tiene que garantizar urgentemente el acceso universal a los test, bien sea a través del sistema público de salud, a través del sistema privado, bien en colaboración con las empresas. Es imperativo que los test diagnósticos sean accesibles a toda persona con síntomas, independientemente de la gravedad de los mismos y a todos aquellos para los que exista una mínima sospecha de exposición.

En definitiva, dado el alto número de asintomáticos, debe garantizarse el suministro y el acceso universal a los test. El Gobierno anuncia un estudio de despistaje de test entre 36.000 familias, más de 60.000 test claves en su programa para el desconfinamiento y a cuyos primeros resultados debemos esperar hasta el mes de junio. Sabiendo que el Comité Científico del Gobierno ha modificado los criterios de definición de caso de afectado por la Covid-19 en múltiples ocasiones, impidiendo una correcta interpretación y seguimiento de las tendencias epidemiológicas, ¿cómo podemos, entonces, confiar en la validez de los criterios de dicho estudio? ¿Hasta cuándo habremos de esperar para poder volver a la plena actividad?

Mascarillas

En el último punto del documento Medidas de Protección Colectiva se indica “garantía de suministro de mascarillas”. Un estudio de mercado al que hemos tenido acceso, muestra que son necesarias 33 millones de mascarillas aproximadamente al día para cubrir las necesidades de toda la población, lo que se traduce en 1.000 millones de mascarillas al mes. Si el uso de mascarillas generalizado va ser obligatorio, queremos saber cómo se va a garantizar el suministro y cómo se va a controlar que las mascarillas cumplen los criterios de homologación.

Medidas concretas es lo que requerimos del Gobierno y por eso exigimos:

  • Un plan de descofinamiento selectivo que contemple, además de los test masivos, sistemas de vigilancia, trazabilidad de los casos y contención y detección de los focos de contagio.
  • Campañas informativas continuadas de difusión masiva, sobre la forma de contagio y las medidas exhaustivas posibles para evitarlo, así como transparencia en la comunicación de los datos, es decir, información continuada de los resultados que se van obteniendo por la implementación de las medidas.
  • Plan específico de la vuelta al trabajo. El Gobierno debe facilitar la puesta en marcha de las medidas necesarias, a través de mecanismos adecuados y no gravosos para el tejido empresarial, como:
    a) Garantizar que toda la población activa disponga de acceso a medios de protección individual, in itinere, desde que sale de su domicilio hasta que regresa, y durante su jornada laboral. Garantizar que se pueden adquirir suficientes mascarillas, guantes, gel hidroalcohólico y realizar las correspondientes campañas de formación para el uso adecuado de los mismos.
    b) Promover campañas en la televisión pública para eliminar el miedo y la inseguridad de la vuelta al trabajo. En definitiva, cuidar la salud física y mental de los ciudadanos.
    c) Proveer de soluciones adaptadas para el cuidado de los menores cuyos progenitores deben incorporarse al trabajo. No podemos contagiar ahora a nuestros mayores.

Necesitamos una política responsable, eficaz y eficiente, con capacidad de auténtico liderazgo. Un plan sin plazos de ejecución es una lista, no un plan; elaborar sobre las capacidades sanitarias esenciales para paliar la pandemia a estas alturas, es un despropósito, desgraciadamente todos nos hemos dado ya cuenta de las carencias del sistema y de sus gestores. No estamos hibernados, nos quieren poner ‘en coma’.