Confirman que comer pistachos ayuda a adelgazar

Su consumo regular reduce la presión arterial y contribuye a la pérdida de peso, según un reciente estudio de la Universidad de California

Las bondades de los frutos secos no son nuevas, pero cada día se conocen más. La última en la lista pone el foco en los pistachos, ya que, al contrario de lo que en muchas ocasiones se piensa, no sólo no engordan, sino que investigadores de la Universidad de California han confirmado que este alimento puede ayudar a adelgazar.

En concreto, los científicos han analizado si los denominados pistachos americanos podrían formar parte de un programa de pérdida de peso en un estudio realizado en 100 individuos sanos, con sobrepeso y obesos. El conjunto de los participantes recibió consejos generales sobre pérdida de peso en la dieta y comportamiento, así como instrucciones acerca de cómo aumentar su actividad física. La mitad de los participantes incluyeron 42,5 gramos de pistachos en su dieta diaria (grupo de los pistachos), mientras que la otra mitad no los incluyó (grupo de control). Para el estudio, de 4 meses de duración, los investigadores tuvieron en cuenta la salud de los participantes, la dieta y las pruebas de laboratorio para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular al comienzo y al final de la investigación.

Según los investigadores, ambos grupos perdieron alrededor del 5% de su peso corporal y ambos redujeron significativamente el contorno de cintura y el Índice de Masa Corporal (IMC). El contorno de cintura y el IMC son indicadores no solo de la obesidad, sino también de si se puede estar en riesgo de contraer diabetes y otras enfermedades cardíacas.

Además de estas mediciones, el grupo de los pistachos presentó beneficios adicionales como una presión sanguínea sistólica y diastólica más baja, una mayor ingesta de fibra y un menor consumo de dulces respecto al grupo de control. El grupo de los pistachos, además, presentó niveles sanguíneos más elevados de los carotenoides antioxidantes de luteína, alfa y beta-caroteno y una proporción más saludable de ácidos grasos poli y monoinsaturados frente a ácidos grasos saturados.

Según el Dr. Cheryl Rock, responsable de la investigación, “este estudio se suma a la evidencia de que los pistachos americanos pueden ser un componente en una dieta de adelgazamiento, pueden aumentar la ingesta de nutrientes clave y, a su vez, promover un patrón dietético saludable”.

Y esta misma teoría también la respaldan los nutricionistas, ya que, tal y como explica a LA RAZÓN Mónica Pérez García, presidenta de la Asociación de Dietistas-Nutricionistas diplomados y graduados de Extremadura, y miembro del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas, “a pesar de la mala fama de los frutos secos para la pérdida de peso, su consumo está perfectamente recomendado dentro de una dieta por su poder saciante e, incluso, por su papel en la regulación de los niveles de azúcar en sangre. Su contenido en grasas saludables y fitoesteroles ayudan a disminuir los niveles altos de colesterol total, LDL (comúnmente conocido como ‘malo’) y triglicéridos. Además, ayuda a controlar las cifras de tensión arterial por su contenido en potasio, entre otros. Es por todo ello que se convierte en aliado para la prevención de enfermedades cardiovasculares”. De esta manera, se reafirma la idea de que comer pistachos a menudo reduce el riesgo de mortalidad.