«La resonancia es lo más fiable para ver cánceres graves»

Gran parte de las biopsias prostáticas ya se realizan fusionando resonancia y ecografía, afirma en una entrevista Javier Blázquez Sánchez, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico y Radiología Intervencionista del Hospital Ramón y Cajal, en Madrid

–¿Qué tipo de técnica de las actuales es considerada la más efectiva para el diagnóstico del cáncer de próstata? ¿Cómo era tradicionalmente?

–Tradicionalmente el diagnóstico de cáncer de próstata se basaba en realizar biopsia prostática transrectal no dirigida, pudiéramos decir coloquialmente «a ciegas» obteniendo múltiples muestras por cuadrantes a aquellos pacientes con sospecha clínica o analítica (síntomas del tracto urinario inferior –muy inespecíficos– y/o hallazgos en el tacto rectal o datos como elevación progresiva o persistente de los niveles sanguíneos de PSA). Esta situación de biopsia no dirigida por imagen puede ocasionar un falso negativo, es decir no detectar el cáncer a pesar de su existencia. En los últimos años, ha surgido la necesidad de desarrollar nuevos biomarcadores en la detección y estratificación de riesgo del cáncer de próstata (CaP). De ellos, la resonancia magnética multiparamétrica de próstata (RMmp) se considera la técnica de imagen más fiable para la detección y localización del CaP significativo, aquel con riesgo intermedio o alto de desarrollar metástasis en el futuro.

–¿Qué aporta la resonancia magnética al diagnóstico de posibles tumores en la próstata?

–La resonancia magnética multiparamétrica juega un papel decisivo en cada uno de los escenarios clínicos a los que se enfrentan los pacientes con este tipo de cáncer, Es clave en la estadificación local (determinando características como tamaño y localización en la próstata), en la estadificación a distancia (detectando metástasis óseas y ganglionares), en la evaluación de respuesta a tratamientos focales como crioterapia (menos invasivos), o en la vigilancia activa de CaP de bajo riesgo.

–¿Cómo está trabajando el Hospital Universitario Ramón y Cajal para integrar este tipo de técnicas en el día a día?

–Está claro que las biopsias dirigidas con resonancia magnética multiparamétrica (RMmp) mejoran la detección del cáncer de próstata clínicamente significativo. Esto lo hemos comprobado en los últimos años ya que una gran parte de las biopsias prostáticas que se realizan en el hospital se hacen fusionando las imágenes obtenidas por resonancia magnética con las que se obtienen con la ecografía en tiempo real. Hasta ahora la biopsia con fusión de imágenes resonancia magnética-ecografía se reservaba para aquellos casos donde la primera había sido negativa y persistía una alta sospecha de cáncer. El principal reto al que nos enfrentamos hoy es cómo realizar todas las biopsias prostáticas con técnicas de fusión de imágenes. En las últimas Guías Clínicas de la European Association of Urology (Asociación Europea de Urología) se establece como recomendación con máximo nivel de evidencia (1A) la realización de la resonancia magnética multiparamétrica (RMmp) en todos los pacientes con sospecha clínica/analítica de PSA antes de realizar la primera biopsia. Ese es el reto, que nos hemos propuesto desarrollar en el hospital, con la doctora Cristina González Gordaliza, responsable de la unidad de imagen prostática al frente, en conjunto con miembros del servicio de Urología.

–¿Hay diferencias entre España y otros países europeos en cuanto al diagnóstico y detección de estos tumores tan habituales en los hombres?

–Realmente no. Yo creo que España está a la vanguardia del diagnóstico del cáncer de próstata.