55 sociedades médicas piden que ningún paciente sea excluido de atención por razones de edad en esta segunda oleada

Demandan en un manifiesto al Gobierno que complete ya la reserva estratégica de materiales y equipos de protección

55 sociedades científicas de todos los ámbitos de la medicina y que representan a más de 170.000 profesionales han firmado un manifiesto en el que demandan una respuesta a la Covid-19 coordinada, equitativa y basada en la evidencia científica. El texto ha sido presentado durante la clausura del I Congreso Nacional Covid-19 y pretende aportar a las autoridades sanitarias un conjunto de recomendaciones para mejorar la respuesta a la segunda oleada aprendiendo de lo ocurrido en la primera. El manifiesto incluye once recomendaciones en las que se insta en concreto a los responsables políticos a adoptar decisiones desligadas de cualquier otro interés que no atienda al general de la población. También demanda lealtad y colaboración entre los partidos políticos para minimizar los efectos provocados por la pandemia de SARS-CoV-2, y una respuesta rápida para dotar a los organismos gestores de la crisis de las herramientas legales, técnicas y administrativas necesarias para implementar medidas de Salud Pública. “Es necesario disponer de un protocolo nacional basado en la mejor evidencia científica disponible en cada momento y por ello necesariamente flexible en función del avance del conocimiento”, reclaman las sociedades, pidiendo que se consensúe su contenido con la comunidad científica. “En el mismo se deberán abordar aspectos básicos de la respuesta frente a la Covid-19 como, entre otros, los relacionados con las medidas generales de prevención, el manejo de los pacientes infectados, las estrategias de rastreo de los contactos y la gestión de los centros sociosanitarios, y se deberán establecer criterios comunes de actuación e indicadores comunes de evaluación”. También piden los firmantes a las autoridades que garanticen el principio de equidad de toda la población residente en España en el acceso tanto de las estrategias preventivas como a los recursos sanitarios frente a la infección por SARS-CoV-2. En este sentido, urgen a constituir ya una reserva estratégica nacional de material destinado tanto a la prevención como al tratamiento de los pacientes afectados. Asimismo, demandan que se fortalezca la coordinación entre las autonomías y el Gobierno del país y que se minimice el impacto de la pandemia en la atención de otros procesos. “La primera oleada de la Covid-19 ha tenido un mayor impacto clínico en las personas de mayor edad. De este modo, la mortalidad entre personas con infección por SASRS-CoV-2 mayores de 70 en España ha sido del 3,85%, en comparación con la mortalidad en menores de 50 años, que ha sido inferior al 0,1%. En algunas fases de la epidemia ha habido situaciones en las que el acceso de personas mayores a los recursos sanitarios puede no haber sido el adecuado. En este escenario, las autoridades sanitarias deben garantizar, con criterios de equidad, el acceso de toda la ciudadanía a los recursos sanitarios, preventivos y terapéuticos más adecuados que requiera su situación clínica y con independencia de la edad de las personas, su nivel cultural o socioeconómico, o su lugar de residencia”.