Los colegios de médicos alertan de la contratación como especialistas de facultativos que no tienen el título

Califican de “ataque” a la formación médica la norma que ha dictado Salvador Illa y avisan del grave deterioro que sufrirá la sanidad pública

La Asamblea General del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha exigido al Ministerio de Sanidad la retirada del Real Decreto Ley 29/2020, de 29 de septiembre, de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las administraciones públicas y de recursos humanos del Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19. A juicio de los colegios de médicos de toda España, esta norma “supone un ataque a nuestro sistema de formación especializada”ya que afecta a las titulaciones oficiales que se requieren, a los planes de estudio y a las condiciones de ejercicio de un sistema avanzado de calidad asistencial sanitaria por el que la sociedad y los médicos hemos luchado durante años. “El CGCOM viene denunciando durante años la ausencia de políticas de planificación, ordenación y gestión de recursos humanos en salud, ha elaborado estudios sobre demografía médica, ha impulsado la necesidad de un registro de profesionales y ha clamado por el deterioro continuo de las condiciones laborales en términos de precariedad y temporalidad, y la ausencia de reconocimiento para el desarrollo profesional del médico. Consideramos que cualquier medida destinada a responder a una situación como la que estamos viviendo no debe dejar atrás medidas urgentes para paliar las condiciones de trabajo de miles de compañeros y compañeras que hoy están dando lo mejor de sí con contratos en precario y sin horizonte profesional”. Los colegio cargan contra la norma porque concede, incluso temporalmente, las competencias de los médicos especialistas a los médicos que no han obtenido la titulación, lo que mermaría la calidad de la asistencia, la seguridad de los pacientes y dejaría a España fuera de la normativa europea. Además, temen que se abra la puerta de entrada a la precariedad contractual del sistema público de salud. “En relación con las medidas excepcionales en la circulación de especialistas entre atención primaria y hospitales, y viceversa, no podemos consentir que lo que ha sido un ejemplo de compromiso, responsabilidad, solidaridad y buen gobierno clínico ante una situación de desborde de nuestro sistema sanitario durante los perores meses de la pandemia se normalice por Real Decreto”. Los médicos anuncian que promoverán e impulsarán “todas las medidas necesarias” para la retirada de la norma. Como se recordará, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), mayoritaria en el sector, ya ha anunciado la convocatoria de una huelga general.