Los españoles son los europeos más estresados por la Covid-19

El 59% asegura que su nivel de ansiedad es ahora mayor que al comienzo de la pandemia por culpa de la incertidumbre, el teletrabajo y el miedo a los confinamientos

La pandemia, el confinamiento y el posterior levantamiento de restricciones han cambiado los hábitos de salud de los españolesRAÚL SANCHIDRIÁNEFE

La pandemia de la Covid-19 comienza a hacer mella en la salud mental. Después de más de ocho meses de convivencia con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, las fuerzas comienzan a flaquear y más de la mitad de los españoles, concretamente un 59%, afirma que sus niveles de estrés son más altos que antes del inicio de la pandemia. Esta es una de las principales conclusiones del estudio realizado por Course Intelligence para Fitbit sobre cómo la pandemia, el confinamiento y el posterior levantamiento de restricciones han cambiado los hábitos de salud de los españoles.

Los datos del estrés de los españoles son los más altos de todos los países encuestados en la Unión Europea. Y es que solo Italia e Irlanda están cerca de los datos españoles, con un 57% de los encuestados afirmando que sus niveles de estrés han aumentado debido a la pandemia. Entre los encuestados de otros países de nuestro entorno como Alemania, Reino Unido o Francia, las personas que dicen haber aumentado sus niveles de estrés bajan al 51%, 54% y 55% respectivamente. La respuesta a estas diferencias entre países puede estar en los distintos tipos de confinamiento ya que Italia y España presentaron confinamientos más duros y más prolongados en el tiempo la pasada primavera que otros países europeos como Alemania o Reino Unido.

De este modo se explican también los datos de dos de los países nórdicos, Noruega y Suecia, junto con Holanda, donde solo un 41% de los encuestados afirmó que sus niveles de estrés habían aumentado debido a la aparición del Coronavirus.

Los jóvenes, los más estresados

Si analizamos las respuestas por grupo de edad encontramos que los que han sufrido un mayor incremento en sus niveles de estrés son los jóvenes españoles de entre 25 y 34 años ya que el 66%1 de los encuestados de esa franja de edad así lo manifestó, frente al 55% de los mayores de 55 años. Solo nos supera Italia y en otra franja de edad, la de los 18 a los 24 años, en la que el 67% de los italianos afirma haber aumentado sus niveles de estrés respecto al 53% de esa misma franja en España. Si volvemos al rango comprendido entre los 24 y los 34 años, los españoles se sitúan por delante de todos los países europeos.

Trabajar desde casa también ha traído consigo retos estresantes para los españoles, siendo el problema principal la incapacidad de separar el trabajo de la vida privada, con un 37% de ellos afirmando que les ha costado distinguir la jornada laboral del fin de semana. Y es que el 47% declara que desde casa ha trabajado más horas, y más de un tercio (34%), también siente que su bienestar mental se ha visto afectado negativamente por el teletrabajo.

«El estrés es un factor importante cuando se trata de nuestra salud general, ya que afecta al estado de ánimo, el sueño, la dieta e incluso la salud de nuestro corazón. Cuando se trata de hacer frente al estrés, es muy importante que la gente encuentre una solución que les funcione. No hay un único remedio, y los participantes españoles en la encuesta señalaron sus diferentes mecanismos para combatirlo, como escuchar música (50%), leer un libro o revista (32%) o hablar con amigos (32%), con el fin de desestresarse», asegura Christophe Rocca, senior marketing manager para el Sur de Europa de Fitbit.

Cómo lidiar con el estrés

«Los usuarios de Fitbit en España también han mostrado cómo afrontan el aumento de estrés. Ha habido un aumento del 165% interanual de usuarios españoles que practican yoga y que, poco a poco, han ido incluyendo ejercicios de mindfulness. Sin embargo, preocupa un poco que el 8% de los encuestados españoles afirma no haber encontrado todavía la manera de lidiar con el estrés, ni una solución que les funcione. Ser capaz de conectar con tu salud y reconocer los primeros signos de estrés puede ayudarte a tomar medidas y a encontrar momentos de calma en tu día a día, especialmente bajo el clima actual», confirma Rocca.

La encuesta lanzada por Fitbit desvela también que solo el 27% de los participantes españoles prestaba atención a su salud antes de la Covid-19, mientras que ahora tres cuartas partes de los españoles encuestados, el 75% afirma estar dando a su salud más prioridad que nunca. De nuevo somos uno de los países que más ha aumentado sus niveles de preocupación por la salud, solo superados por Italia con un 76% de los encuestados que presta más atención a su salud frente al 20% que ya prestaba atención a su salud antes de la pandemia.

Así, los demás países europeos se quedan en valores por debajo del 60% como Francia (56%), Alemania (54%), Reino Unido (55%), Holanda (53%), Noruega (52%) o Suecia que se sitúa por debajo de la mitad con un 49% de sus encuestados afirmando que presta más atención a su salud que antes del inicio de la pandemia.

Lo que hemos aprendido de la primera oleada

A medida que el número de casos de Covid-19 vuelve a aumentar, y con las nuevas restricciones en vigor, resulta imprescindible aprender de la primera oleada para no cometer los mismos errores en esta segunda fase. Así, durante la primavera pasada, a pesar de tener que abandonar las rutinas cotidianas, los participantes españoles dijeron haber tomado medidas para mejorar su salud:

  • El 43% de los consumidores encuestados ha experimentado un cambio positivo en lo que respecta a su salud a lo largo de la pandemia, desarrollando hábitos y comportamientos particulares más saludables
  • Estos cambios han sido más notables en España entre los grupos más jóvenes: el 53% de los jóvenes entre 18-24 años afirma haber desarrollado hábitos más saludables, frente al 42% en mayores de 55 años
  • El sueño ha sido uno de los cambios positivos más registrados en España. Se observan mejoras del sueño en casi la mitad de los encuestados (45%), que han prolongado su descanso nocturno
  • También hay algunos encuestados que han mejorado sus hábitos de sueño, como acostarse antes (28%) y levantarse antes (37%)
  • Aunque algunas mujeres encuestadas en España (43%) afirman que su descanso se ha visto alterado debido al estrés, también duermen más que los hombres y siguen una mejor rutina de sueño

Los cambios positivos se reflejan en los datos de los encuestados españoles, con una duración del sueño que aumentó de media más de 16 minutos por noche durante el confinamiento de la pasada primavera y 8 minutos más que antes de la pandemia cuando se levantó el confinamiento, en especial entre las mujeres de 18 a 29 años, que disfrutaron de 24 minutos más por noche durante la cuarentena.

Aparentemente, los próximos meses se espera que sean igual de desafiantes en cuanto a la COVID-19. Por ello, cuando se preguntó a los españoles en qué áreas de su vida les gustaría recibir más apoyo y motivación con el fin de desarrollar mejores hábitos de salud, el ejercicio encabezó la encuesta (43%), seguido de cerca por el sueño (38%) y del estrés (37%), materia en la que los españoles son también los europeos que en más porcentaje quieren gestionarlo mejor, solo igualados por los irlandeses (37%), lo que demuestra que muchos españoles desean adoptar nuevos hábitos más saludables que puedan mantener con algún apoyo y recursos adicionales.

Un 16% menos de pasos durante el confinamiento

Durante la Covid-19, el gasto calórico sin ejercicio o NEAT, (non-exercise activity thermogenesis, por sus siglas en inglés) ha caído en picado y el recuento de pasos de los usuarios de Fitbit en España ha disminuido debido a la reducción de los momentos de actividad cotidiana. El confinamiento de la pasada primavera obligó a abandonar sencillas actividades rutinarias, como llevar a los niños al colegio andando, caminar desde la parada de autobús al trabajo o subir las escaleras durante las pausas del café. En concreto, los españoles hicieron un 16% menos de pasos al día, aunque, a la hora de desconfinarse, también han mantenido un 3% menos de pasos que en 2019.

Una vez más, somos, junto a Italia, el país donde más disminuyeron los pasos durante este periodo. Concretamente en el país transalpino disminuyeron un 21% y, a la hora de desconfinarse, también han mantenido un 3% menos de pasos que en el mismo periodo de 2019. Nuevamente los países con restricciones más severas como Italia y España están muy por encima de otros países en disminución de pasos, como Reino Unido, donde los pasos en su periodo de restricciones solo disminuyeron un 6%, u Holanda, con una reducción del 7%.

«Hemos visto un descenso en los pasos y minutos de actividad entre los usuarios de Fitbit en España, que siguen sin recuperar todavía los niveles del año pasado. Sin embargo, sí hemos visto un aumento del 2,1% frente al mismo periodo de 2019 en las actividades de mayor impacto, como correr o realizar un entrenamiento. Es realmente positivo ver este cambio en los niveles de actividad, pero también es importante moverse constantemente a lo largo del día, y darse descansos regulares para favorecer tanto a nuestra salud física como mental», asegura Christophe Rocca.