Darias emula a Illa y no quiere fotos en el exitoso Isabel Zendal

Los intentos de erosionar a Isabel Díaz Ayuso han sido tan patéticos que dan vergüenza ajena

Interior  medicos y pacientes de covid19 El Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, también llamado Hospital de Pandemias, es un hospital público especializado en emergencias situado en el barrio de Valdebebas, en Madrid
Interior medicos y pacientes de covid19 El Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, también llamado Hospital de Pandemias, es un hospital público especializado en emergencias situado en el barrio de Valdebebas, en Madrid D. SINOVAComunidad de Madrid

El Gobierno ha utilizado la política sanitaria durante toda la pandemia para intentar torpedear a Madrid con fines electorales. Ninguno de los dos ministros de Sanidad que han pasado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha visitado, por ejemplo, el hospital de pandemias Isabel Zendal, un centro construido en tiempo récord para evitar el colapso de los hospitales convencionales y que ha salvado centenares de vidas en la tercera ola. Salvador Illa rechazó acudir incluso a su inauguración alegando «problemas de agenda», como si un ministro de Sanidad tuviera algo mejor que hacer que acudir a un dispositivo sanitario que ha sido la envidia de todas las autonomías –recuerden los hospitales de campaña que se volaban con el viento de Ximo Puig en Valencia– y es admirado en el mundo entero.

Carolina Darias no ha querido ser ahora menos y también ha declinado la invitación cursada no sólo para ver sus instalaciones, sino para celebrar además en ellas un Pleno del Interterritorial. La excusa es, según ella, la cercanía del periodo electoral. Ver para creer. De hecho, la ministra que sustituyó a Illa sólo ha acudido a dos hospitales tradicionales de Madrid desde que llegó al cargo, el Puerta de Hierro y el Gregorio Marañón, pero únicamente para participar en sendos programas radiofónicos. Una vez concluidos, si te he visto no me acuerdo.

El Gobierno tomó pronto a Madrid entre ceja y ceja, y retrasó su desescalada con un informe firmado a posteriori. También decretó un estado de alarma sólo para esta comunidad con una incidencia pronto superada por otros feudos socialistas. Los intentos de erosionar a Isabel Díaz Ayuso han sido tan patéticos que dan vergüenza ajena.