África González: «Debería valorarse dar la tercera dosis de la vacuna a los mayores en residencias»

La catedrática de Inmunología del Cinbio y ex presidenta de la Sociedad Española de Inmunología acaba de publicar un libro titulado «Inmuno Power»

«Sobre obligar a vacunarse creo que hay que explicar y comprender más que imponer y multar»
«Sobre obligar a vacunarse creo que hay que explicar y comprender más que imponer y multar»ArchivoArchivo

-La Covid ha puesto de moda la Inmunología. ¿Se imaginaba sacar un libro así antes de la pandemia?

-Es cierto que nunca antes se había hablado tanto de Inmunología, vacunas, inmunidad, anticuerpos. Esta pandemia ha mostrado que la sociedad quiere conocer más y mejor lo que es y su función. Siempre me ha gustado la divulgación, de hecho, además de mi trabajo en la universidad, daba charlas en colegios e institutos y había elaborado hace años un pequeño dossier sobre vacunas. Se dieron las circunstancias necesarias, ver las dudas que tenía la gente sobre la pandemia; estaba en año sabático y, sobre todo, la editorial que confió en mí. Quería hacer un libro que explicara el sistema inmunitario para la sociedad en general, que resolviera muchas dudas (no solo de la pandemia). Y tiene unas ilustraciones y esquemas muy atractivos.

-En su opinión, ¿qué es lo que mejor se ha hecho en la pandemia y qué ha sido lo peor?

-destacaría como elementos positivos la toma de decisiones unificada inicialmente, la compra centralizada de vacunas por parte de la UE y, por encima de todo, el trabajo llevado a cabo por los sanitarios y la comunidad científica. La parte negativa es que todo esto ha sido basado sobre todo en voluntarismo de las personas, y esto pasa factura. España es un país tremendamente generoso en el esfuerzo y dedicación de nuestros sanitarios, pero se ha visto que es necesario reforzarlo y apoyarlo en muchos aspectos. Y, en Ciencia, mucho más, que es la que nos sacará de la pandemia. También que somos muy dependientes de otros países (mascarillas, intubadores...) cuando tenemos personal muy preparado.

-Aún hoy no se ha puesto límite a la duración de la inmunidad natural frente a la Covid. ¿Cree que podría no ser temporal?

-Los casos de reinfección por una misma variante son muy, muy raros. Los pocos que se han visto son por nuevas variantes, como la Delta, que es mucho más contagiosa que la que circulaba inicialmente. Aún no sabemos cuánto dura la inmunidad generada por la infección, si será temporal o durará muchos años. Otros coronavirus del catarro común suelen producir inmunidad de cerca de un año, mientras que algunas personas que se infectaron con el SARS-CoV-1 siguen manteniendo células de memoria 17 años después.

-¿A favor o en contra de la tercera dosis de la vacuna?

-A favor de incluirla en pacientes con inmunosupresión grave cuando recibieron las vacunas. Los estudios han mostrado que darla ayuda a completar la pauta vacunal en la mayoría de ellos. El problema de estos pacientes es que es una población heterogénea, tanto en la enfermedad de base, en el tratamiento que reciben y también en la dosis. No es lo mismo que reciban un fármaco que les impide formar anticuerpos, que una dosis baja de corticoides, por ejemplo. Por esto, es importante hacer estudios para ir delimitando los grupos a inmunizar en base a las evidencias, ver a lo largo del tiempo cómo se mantiene la memoria inmunitaria y el nivel de protección. La agencia europea ha recomendado incluir a personas mayores con el sistema inmunitario senescente, mientras que en EE UU aún no los incluyen como prioritarios para esta tercera dosis. Hay que seguir analizando los datos, ver la incidencia en nuestro país, y es posible que los mayores en residencias, al ser un colectivo vulnerable, sea uno de los grupos a valorar.

-Trabajos recientes refrendan la estrategia emprendida con quienes habían pasado ya la enfermedad (poner solo una dosis ante la escasez de sueros) y que esto protege incluso más que dos dosis de cualquier vacuna. ¿Cómo se explica?

-La infección pone en marcha la inmunidad, y ésta ya se refuerza con una dosis de vacuna, alcanzando niveles similares a los que se consiguen con dos dosis de vacuna en una persona que no pasó la infección. Aunque los niveles no son exactos, en una persona que pasó Covid-19, dos dosis de vacuna no incrementa más su inmunidad, comparada con una que no pasó la infección y recibe dos dosis.

-¿Y qué opina de la obligatoriedad de vacunación de los sanitarios, como se está haciendo en algunos países?

-Otros países tienen bastantes personas que no quieren vacunarse, y no es el caso en España. Los datos indican que incluso en aquellos con vacunación obligatoria, sus tasas no son superiores a las que tenemos aquí, donde hay mucha concienciación y la gente se vacuna en su gran mayoría. Creo que hay que explicar y convencer, más que imponer y multar.

-El año pasado no hubo gripe. ¿Cree que éste será virulenta precisamente por la falta de circulación del virus que hubo?

-El año pasado hubo pocos casos y no sabemos si se repetirá, pero podríamos tener muchos. Esto es debido a que se ha detectado que circula una nueva cepa, que indico en el libro, y ha obligado a modificar la vacuna. La de 2021-2022 incluye cuatro cepas, una de ellas corresponde a la nueva detectada. Es por esto muy importante que las personas en riesgo se vacunen de la gripe a fin de evitar la enfermedad grave.