Cargando...

Bienestar

El caldo que produce colágeno natural, reduce las arrugas y tiene muchos beneficios para la salud

En estos días de invierno, siempre es reconfortante tomar este superalimento que, además, mejora el sistema digestivo y ayuda a contrarrestar el exceso de azúcar de los dulces navideños

En Resumen
Los caldos depurativos están llenos de ingredientes que le ayudarán a eliminar toxinas y desintoxicar su cuerpo La Razón

El colágeno es una de las proteínas sobre las que nos nutricionistas y especialistas en salud han puesto mucha atención durante los últimos años por sus numerosos beneficios para la salud. El colágeno es producido de forma natural por el organismo, pero con el paso de los años este proceso disminuye, lo que provoca la pérdida de elasticidad de la piel y la aparición de arrugas, pero también otra serie de problemas porque también afecta directamente a los huesos, tendones y cartílagos.

Para combatir esta carencia es fundamental aumentar la ingesta de carnes magras, pescados, huevos, lácteos y frutas y verduras como fresas, pimientos y espinacas. También existen suplementos de colágeno en polvo, cápsulas y bebidas, pero una de las maneras más fáciles y saludables de tomar esta proteína es en un caldo.

En estos días de invierno siempre es reconfortante tomar comidas calientes que ayuden a entonar al organismo. Si se hace a través de un caldo de huesos, los beneficios se multiplicarán porque no sólo reduce las arrugas y aporta elasticidad a la piel sino que mejora el proceso digestivo, ayuda a combatir las consecuencias del exceso consumo de dulce que se hace en estas fechas. Por si esto fuera poco, también previene la osteoporosis, protege las articulaciones, mejora la calidad de sueño, favorece la creación de músculo, contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso y ayuda a recuperarse de las enfermedades o a prevenirlas porque mejora el sistema inmune. Además, aporta calcio, magnesio, cobre, hierro, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc.

Alitas de pollo, manzana y mahonesa de aguacatelarazon

Qué ingredientes debe llevar el caldo de huesos

Es importante que el caldo de huesos sea casero porque los que se comercializan ya elaborados no suelen estar preparados con cocciones prolongadas y puede que no utilicen ingredientes de la calidad necesaria. Tal y como explica en su blog Ramón Zelada, coach de salud integral, el caldo de huesos se puede preparar con medio kilo de huesos de caña y de rodilla de vaca -si tienen restos de carne, mucho mejor, porque potencia el sabor, una carcasa de pollo más el resto de huesos del pollo tras haberlo consumido y dos patas de pollo o una de pavo. Las patas se puede sustituir por una o dos alitas de pavo o de dos a cuatro de pollo. Para completar el caldo, añadir de 300 a 400 gramos de rabo de cerdo o ternera/toro o en su defecto medio kilo de huesos de caña.

VerdurasLa Razón

Cómo se prepara el caldo de huesos

Lo primero que hay que dejar claro es que es un proceso largo. Estamos acostumbrados a elaborar caldos de pollo o de pescado para distintas recetas y emplear no más de dos horas. Para que este caldo sea realmente efectivo hay que mantenerlo cociendo entre 14 y 24 horas. Cuanto más se acerque a la segunda cifra, mejores serán sus beneficios.

Para preparar este caldo, hay que colocar todos los huesos en una olla grande, llenarla de agua hasta arriba y antes de ponerlo a cocer es conveniente añadirle una cuchara sopera de zumo de limón o vinagre de sidra de manzana para crear una mezcla ligeramente ácida que optimice la extracción de nutrientes de los huesos como los minerales. Poner a hervir la mezcla y quitar la espuma que aflore a la superficie. después, bajar el fuego y dejar hervir a fuego lento durante un periodo de 14 a 24 horas. es conveniente ir añadiendo agua según se vaya evaporando.

Una vez que el caldo esté listo, colarlo y tirar los huesos. En este punto, si se le quiere aportar sabor se le pueden añadir unas verduras. Zelada propone dos zanahorias ecológicas con piel cortadas en trozos, una cebolla cortada en cuatro partes, 2 o 3 ramas de apio ecológico (hojas y tallo) cortadas en trozos, 3 o 4 setas shiitake (para potenciar aún más el sabor) y dos dientes de ajo con piel medio machacados.

Varias especias que se comercializan hoy en dia tienen un origen antiguo, como la cúrcuma.Pixabay

También se le pueden añadir especias como perejil, pimienta negra, laurel, cúrcuma fresca o en polvo, cardamomo, jengibre fresco o en polvo, cilantro o algas de kombu.

Cuando estén todos los ingredientes, cocer durante una hora más para que las verduras no queden demasiado deshechas. Después se pueden comer por separado o triturar la mezcla para hacer una crema. El resultado se puede refrigerar en nevera durante cinco días o tres meses si se guarda en el congelador.