Sociedad

Estudio

¿Es realmente mejor el zumo de naranja exprimido en casa que el comprado?

Un estudio publicado en "International Journal of Food Sciences and Nutrition" concluye que la naranja exprimida y la embotellada tienen un nivel similar de polifenoles

zumos
Zumo de naranjalarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

El zumo de naranja es una de las bebidas más nutritivas que existen. Es rico en nutrientes, especialmente en vitamina C. Pero ¿es mejor el zumo exprimido en casa o el comprado en el supermercado?

Un nuevo estudio, publicado en la prestigiosa revista "International Journal of Food Sciences and Nutrition", zanja por fin esta discusión y también revela que el zumo de naranja embotellado contiene los mismos niveles de compuestos bioactivos que el recién exprimido, además de cubrir más del 90% de nuestras necesidades de vitamina C en un vaso.

Así, en contra de la preocupación -muy expuesta en redes sociales- de que el proceso de fabricación destruye el valor nutritivo del zumo de naranja 100% comprado en el supermercado, investigadores de destacadas universidades de España e Italia han descubierto que los niveles de polifenoles (valiosos compuestos bioactivos relacionados con la salud) son similares en el zumo exprimido en casa y en el comprado en el supermercado.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores compararon los zumos de naranja más populares comprados en tiendas de España, Alemania, Francia y Reino Unido con naranjas "Navelina" recién exprimidas.

Y vieron que, aunque el zumo exprimido en casa contiene más vitamina C que los equivalentes comprados en el comercio, ésta se degrada significativamente con el tiempo y se espera que alcance los niveles del zumo comprado en el supermercado al cabo de una semana.

El estudio también determinó que el zumo de naranja comprado en el supermercado contiene el 94% de las recomendaciones europeas de ingesta diaria de vitamina C, fijadas en 90 mg para los hombres y 80 mg para las mujeres, lo que supone un impacto menor para los consumidores desde el punto de vista nutricional.

La vitamina C, presente en frutas y verduras, es esencial para la salud humana, ya que el organismo no puede sintetizarla y participa en muchas funciones bioquímicas, como la inmunidad, la neutralización de radicales libres, la absorción de hierro, la formación de huesos y la síntesis de colágeno. Una ingesta baja puede notarse en una mala cicatrización de las heridas y en la inflamación de las encías.

"Esta investigación indica que pasar tiempo en casa exprimiendo naranjas tiene pocas ventajas nutricionales cuando se pueden obtener niveles similares de polifenoles y la mayor parte de la vitamina C que se necesita de una versión de buena calidad comprada en el supermercado", explica la Dra. Cristina Viguera, investigadora principal de este estudio y miembro del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos del Cebas-CSIC.

Viguera afirma que también han observado que los zumos de naranja comprados en el supermercado “conservan sus compuestos bioactivos durante el almacenamiento y que la marca, el país o el proceso de fabricación apenas influyen en los polifenoles o la vitamina C. En general, el zumo de naranja sigue siendo una fuente rica de vitamina C, tanto si se exprime fresco como si se compra".