Así deja los pulmones el coronavirus

Revelan las radiografías de los primeros pacientes infectados en Italia

Coronavirus in Italy
Rome (Italy), 16/03/2020.- A patient on a stretcher is transported by medical workers wearing protective suits at the Columbus hospital unit of the Gemelli hospital where the second Covid-19 emergency center has opened in Rome, Italy, 16 march 2020. Italy is under lockdown in an attempt to prevent the spread of the pandemic Coronavirus. Several European countries have closed borders, schools as well as public facilities, and have cancelled most major sports and entertainment events in order to prevent the spread of the SARS-CoV-2 Coronavirus causing the Covid-19 disease. (Abierto, Italia, Roma) EFE/EPA/GIUSEPPE LAMIGIUSEPPE LAMIEFE

El coronavirus afecta a las vías respiratorias y en los casos graves suele desembocar en una neumonía. En Italia, uno de los países más afectados por el COVID-19, acaban de hacer públicas las radiografías de los dos primeros pacientes que sufrieron la enfermedad y son bastante reveladoras. Las imágenes forman parte de un estudio sobre la enfermedad publicado en la revista científica “Science Alert”.

En concreto, corresponden a un hombre y una mujer, ambos mayores de 65 años, y muestran cómo el virus invade el sistema respiratorio y lo daña de tal forma que le impide funcionar con normalidad.

Ambos pacientes habían llegado a Italia procedentes de la ciudad china de Wuhan, epicentro de la enfermedad. Después de ser puestos en cuarentena, se les hicieron las placas correspondientes y descubrieron cómo partes importantes de los pulmones, entre ellos los vasos sanguíneos, que estaban encharcados de sangre, pus o agua.

Los dos infectados procedían de Wuhan
Los dos infectados procedían de Wuhan

Los síntomas eran similares a los de una hipertrofia pulmonar, ya que el espacio para que pasara el oxígeno se había reducido mucho y había provocado que los pacientes no pudieran respirar por sí solos. Finalmente, la prueba determinó que se trataba del coronavirus y se convirtieron así en los primeros pacientes en Italia, donde la pandemia ha provocado ya más de 2.000 muertos y 28.000 infectados.