La covid cierra discotecas e impone toque de queda

Cada vez más comunidades optan por restringir el ocio nocturno al ser uno de los grandes focos de contagio. Cataluña podría ser la última en sumarse

Turistas en Magaluf, uno de los grandes destinos de ocio nocturno de Europa
Turistas en Magaluf, uno de los grandes destinos de ocio nocturno de EuropaJoan MateuAP

Alrededor del 70% de los nuevos contagiados de coronavirus tienen menos de 40 años. Ya es sabido que los jóvenes tienen menos percepción del riesgo, mayor movilidad y se relacionan más y con grupos distintos. El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reconoció hace unas semanas que los brotes que más le preocupan son, sobre todo, los asociados al ocio nocturno porque «implican a personas de múltiples lugares y generan además una trasmisión difusa».

Son múltiples los ejemplos de la magnitud que pueden alcanzar los focos generados en discotecas y bares. En Córdoba, por ejemplo, una celebración de fin de Selectividad de 400 jóvenes ha dado lugar al mayor foco de Andalucía con 73 infectados. El mayor de la Comunidad Valenciana también tiene las mimas características: jóvenes de fiesta, sin mantener la distancia y sin medidas de higiene. Se detectó en Gandía y ya supera la setentena de casos que se han diseminado por poblaciones circundantes. Debido a la gravedad del asunto, la consejería de Salud de la Generalitat valenciana decidió prohibir todo el ocio nocturno de la ciudad de Gandía, pero no es la única comunidad que ha optado por una medida tan drástica. Murcia también ha decretado restricciones en este ámbito. Ha prohibido la actividad en el interior las discotecas y ha ordenado el cierre de las terrazas a las dos de la mañana. En Galicia se han prohibido los botellones y Navarra ha limitado el horario de los locales de ocio nocturno, así como las reuniones: no podrán ser de más de 10 personas.

«Tenemos un problema»

La última en sumarse a esta política ha sido Cataluña. En el área metropolitana de Barcelona existe ya trasmisión comunitaria, así como en la zona del Segrià (Lérida), por lo que ya se decretó el cierre de discotecas, una medida que el Govern se plantea extender a toda la comunidad catalana. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, afirmó ayer que se está estudiando la posibilidad de cerrar el ocio nocturno en toda Cataluña. «Tenemos un problema con las prevenciones de Covid en los jóvenes», dijo el presidente catalán, que situó como prioridad la protección de las personas más vulnerables.

En Madrid, de momento, no se estudia aplicar esta normativa, pero sí que se están investigando el incumplimiento de los protocolos por parte de ciertos negocios. El pasado fin de semana, la Policía Municipal de Madrid denunció y propuso para sanción a cuatro locales de copas en la zona de Huertas donde se incumplían las medidas de seguridad decretadas por el ejecutivo autonómico para evitar la propagación del coronavirus.