Así captan los pedófilos a niñas de 9 años a través de TikTok

Crean cuentas falsas de influencers, actrices o famosas para captar a posibles víctimas

Es una auténtica revolución. No es raro ver a niñas de muy corta edad bailando solas en cualquier parte. Es su manera de ensayar los vídeos virales de sus ídolos de TikTok, la aplicación china que Donald Trump ha estado a punto de prohibir.

Es cierto que las redes sociales y este tipo de programas no son aptos para menores, pero son cada vez niños más pequeños los que las usan y que ven en sus teléfonos móviles o tablets los vídeos de las influencers, cantantes o actrices del momento.

Precisamente esto es lo que aprovechan las bandas de delincuentes y crean cuentas falsas para obtener sus propósitos. Karol Sevilla es una estrella infantil, protagonista de la serie “Soy Luna”, una producción musical para adolescentes, en el que la música es la base de la mayoría de las tramas. Por ello, personajes como Sevilla son los elegidos para cometer los delitos.

Es el caso de una niña de 9 años de Medellín, Colombia, que pese a la insistencia de los pedófilos responsables de la cuenta falsa de la actriz de “Soy Luna”, les contó a sus padres lo que estaba ocurriendo. La menor comenzó a seguir la cuenta @karolsevilla_luna2 y los pedófilos hicieron lo mismo. De inmediato, comenzaron a mandarle mensajes, haciéndole preguntas personales e invitándola a participar en un concurso para ganar unos dólares o unos patines, que supuestamente consistía en cinco retos y cinco preguntas.

La niña respondió que tenía que avisar a sus padres, pero su interlocutor le dijo que no podía hacerlo hasta que no terminara el reto. Pero no lo hizo, se lo contó a su hermana y acudieron a la policía y a la Fiscalía que elaboraron un plan para detener a los responsables.

Crearon un perfil falso, de una niña de 10 años, con un número de teléfono nuevo, WhatsApp... Y todo fue como esperaban. Después de preguntarle de dónde es, dónde vive, cuántos años tiene o si tiene mascota... después los retos empiezan: primero una foto normal, pero poco a poco las fotos son cada vez más explícitas y repugnantes. "muéstrame una foto tuya, mándame un video quitándote los pantalones, grábate a cuatro patas y muéstrame”, explica Carolina, hermana de la víctima, en un vídeo que compartió en Twitter para dar a conocer las prácticas de estas bandas de delincuentes.

En el vídeo, además denuncia que a pesar de que la cuenta tiene más de 50.000 seguidores y ha sido denunciada, no la puede cerrar porque la legislación colombiana indica que si no han consumado el delito es una tentativa, por lo que “no se puede hacer nada más”.

“La verdad con tal de poder ayudar a un solo niño o que esto le llegue a la persona indicada todo valió la pena. Muchas gracias por verlos todo y ayúdennos difundiendo y reportando esta cuenta”, expresó la joven, que decidió compartir su experiencia para tratar de evitar que casos como el de su hermana vuelvan a producirse y para concienciar a la gente de los riesgos de un uso irresponsable de las redes sociales.