¿Es ilegal realizar PCR a los niños en los colegios sin la presencia de los padres?

Los progenitores se enfrentan a multas de entre 3.001 y 600.000 euros si se niegan a la práctica de pruebas a sus hijos en las escuelas

La reincorporación de los niños a las aulas presenciales ha llevado aparejados numerosos cambios para frenar el avance de la Covid-10. Uno de ellos es la realización de pruebas PCR para conocer si el virus ha infectado a los menores o a sus profesores. Numerosos padres han mostrado su preocupación ante la posibilidad de que se practiquen los test a los menores sin su consentimiento. También temen el destino que puede dársele a los resultados obtenidos.

La compañía Legalitas considera que sí es legal que los centros educativos realicen las pruebas sin la presencia de los padres, pero con algunos matices: siempre que se cuente con su consentimiento previo y habiendo sido informados de la práctica de dicha prueba con antelación. Según Legalitas, la negativa de los progenitores a estos PCR no está exenta de consecuencias legales y puede suponer una infracción con importantes multas, ya que no hacerla podría poner en riesgo la salud pública.

La compañía formula en un comunicado las siguientes cuestiones: ¿Qué ocurre si un compañero de clase da positivo? “En términos generales, si un niño comienza a tener síntomas compatibles con la Covid-19 dentro de la escuela se activarán los protocolos para que no contagie al resto. Así se contactará urgentemente con la familia, quien, a su vez, deberá llamar a su centro de salud de referencia para conocer los pasos a seguir. Si el centro de salud le realiza una PCR y esta da positivo, la familia deberá aislar al niño y contactar con el centro educativo para que, desde el centro, puedan comunicar al resto de alumnos de la clase el positivo, y que los demás alumnos puedan guardar una cuarentena en sus casas”.

¿El Colegio puede comunicar a los padres datos sobre el niño infectado? “Es importante saber que, con la intención de proteger la privacidad del niño, el colegio únicamente informará del caso sin revelar datos de carácter personal, ya que la identidad del afectado es irrelevante para cumplir con los protocolos establecidos”. En el caso de que la PCR dé positiva, “se deberá hacer una segunda a los 14 días para confirmar que ya es negativa, por lo que podría volver a la escuela, o de nuevo positiva, teniendo que permanecer otros 14 días en aislamiento”.

¿Deben dar los padres su consentimiento para una PCR en la escuela? Los expertos de Legalitas insisten en que los padres deben estar informados y dar su consentimiento a las pruebas PCR, ya que son quienes ostentan la patria potestad sobre sus hijos.

¿A qué sanciones se pueden enfrentar los padres que se nieguen a las PCR? Puede ser constitutivo de una infracción grave o muy grave, y puede suponer multas de hasta 600.000 euros, en el caso de las infracciones muy graves, y de entre 3.001 hasta 60.000 euros cuando se trate de infracciones graves. Las infracciones se califican como muy graves, graves o leves según criterios como el nivel de riesgo para la salud de la población o la gravedad de la alteración sanitaria o social producida". Según Legalitas, “en caso de negarnos a un test Covid para los niños, se entiende que ello puede suponer un riesgo importante, puesto que no se conocería la posible presencia del virus en los menores y podrían estar contagiando a otros niños en el caso de ser positivos de manera inadvertida”.