José Polo, presidente de la Sociedad de Médicos de Atención Primaria: «El Decreto-Ley del Gobierno es una aberración»

Ve numerosas razones para justificar la huelga del día 27 y pide otro Informe Abril

José Polo ha sido elegido nuevo presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) para los próximos cuatro años. Este lunes comienza su 41 Congreso Nacional.

– Hay convocada una huelga general de médicos para el martes 27 de este mes en protesta por el Real Decreto del Gobierno para habilitar más médicos de forma urgente. ¿Cuáles son las medidas más lesivas de esta nueva norma?

– La aberración que supone este Decreto-Ley es el culmen de la falta de planificación que hemos sufrido los médicos en los últimos años. Es una falta de sensibilidad bestial hacia nuestras reivindicaciones. Y para colmo ahora se puede contratar a médicos que no están formados. Incluidos extracomunitarios. Nuestra sociedad científica ha propuesto a Sanidad que, al menos, se utilice para contrastar su nivel la Plataforma de Desarrollo Profesional que creamos. Y podríamos proporcionar cursos de formación extra. Pero ni caso. La huelga es la respuesta a muchas promesas incumplidas.

– ¿Cómo afecta la norma a los médicos de atención primaria?

– Lo hace para mal sobre todo al paciente, que será atendido por un doctor sin los conocimientos médicos necesarios. Da miedo. Imagínese en un centro de salud con cinco médicos titulados y con la preparación exigida y otros cinco que no la tienen. El paciente no puede recibir la misma atención si le toca uno de estos cinco sin formación suficiente.

– ¿Los pacientes serán comprensivos el día 27?

– Habrá los que lo entiendan y los que pondrán una reclamación en la puerta. Pero creo que se dan cuenta del sacrificio del personal sanitario durante la pandemia y lo entenderán. No pedimos más dinero para nosotros. Queremos más inversión a largo plazo y seguridad para el paciente.

– ¿Qué han aprendido en atención primaria de la primera ola de la pandemia?

– Que no había un sistema sanitario público bien planificado y el plan de contingencia creado fue un desastre, sobre todo en las residencias. Los sanitarios lo sufrimos de primera mano. Es garrafal que no tuviéramos ni equipos de protección. No se puede mandar a un soldado a la guerra sin casco ni fusil.

– El triaje, la selección y clasificación de pacientes empleado en medicina en situaciones de emergencia, fue un tema polémico durante los primeros meses de pandemia.

– El triaje siempre va a existir. Hay situaciones en los que un médico decide si un paciente debe ir a la UCI o no. Pero los protocolos son claros. Ningún paciente estuvo desatendido.

– ¿Qué no se está haciendo bien en esta segunda ola?

– Lo peor, la disputa entre partidos. Una vergüenza. Ahí está el manifiesto que suscribimos 55 sociedades científicas bajo el lema “En salud ustedes mandan pero no saben”. Les pedimos a los políticos que frenen tanta discusión y pasen a la acción. También fue importante la reclamación de un grupo representativo de científicos españoles en la revista «The Lancet» para que se crease un organismo independiente que fiscalizase lo que se había hecho hasta ahora contra la covid. Al final para nada porque estará controlado por políticos de diversas comunidades autónomas afines al Ejecutivo. Y no podemos esperar a mejorar porque la segunda ola ya nos ha pillado desprevenidos. La esperábamos para octubre y comenzó a principios de septiembre, con personal aún de vacaciones, con las consultas saturadas de enfermos de otras especialidades que habían tenido que retrasar su ida al médico. La coordinación entre comunidades también debería ser primordial. Y luego saber concienciar a la gente de que tenga cuidado. Somos poco disciplinados.

– Si estuviera en su mano, ¿qué medidas tomaría en la sanidad española?

– Elaboraría un nuevo Informe Abril como aquel de principios de los 90 con el empuje del ex ministro Fernando Abril Martorell. Debe estructurarse una planificación sin paños calientes. Mirando al futuro.

– Y qué va a proponer como presidente de Semergen.

– Pelear para que la atención primaria vertebre el sistema sanitario con nuestro plan estratégico.