Estas siete comunidades superan los umbrales de “riesgo extremo” y están abocadas al confinamiento domiciliario

Aragón, las dos Castillas, Andalucía, Navarra, Cataluña y La Rioja, además de las ciudades de Ceuta y Melilla, han traspasado los límites máximos de incidencia, positividad, ocupación hospitalaria y de UCI

Ambiente en las calles del centro de Barcelona hoy lunes, cuando las autoridades sanitarias catalanas no se plantean de momento solicitar un confinamiento domiciliario y esperan que los indicadores epidémicos, que empiezan a mejorar ligeramente, sigan evolucionando favorablemente con las medidas restrictivas impuestas.Enric FontcubertaEFE

En el último documento aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se estableció un semáforo de medidas dependiendo del nivel de alerta que alcanzara cada comunidad. Para decretar en qué situación se encuentra cada territorio, se fijaron unos umbrales en diferentes marcadores epidemiológicos. Para riesgo extremo, la incidencia acumulada en 14 días debía ser superior a los 250 casos por 100.000 habitantes; la positividad más alta del 15%, y que la ocupación hospitalaria y de UCI por enfermos de Covid estuviera por encima del 15% y el 25% respectivamente. Actualmente Aragón, las dos Castillas, Andalucía, Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla traspasan todos esos umbrales.

Para ese escenario, el documento de Sanidad recomienda a la población salir de casa “únicamente lo necesario" e, incluso, prevé la posibilidad de tomar “medidas excepcionales” que “podrán incluir restricciones adicionales”. En ese documento, no se menciona explícitamente el confinamiento domiciliario pero, según avisó la agencia Colpisa el viernes, el Gobierno estaría preparando un borrador para aplicarlo si no se logran reducir los contagios. Serían las comunidades las que decidirían sobre su territorio, porque el Ejecutivo no asumiría el mando único. Aunque este borrador no se ha confirmado ni ha salido a la luz, Asturias ha sido la primera comunidad en solicitar el confinamiento domiciliario, pero no ha contado con el aval del ministerio de Sanidad. La razón esgrimida es que “en el escenario actual, no se contemplan confinamientos domiciliarios en nuestro país” porque hay que esperar a ver si las medidas actuales logran el efecto esperado contra el coronavirus.

Aunque Asturias quiere volver ya a un confinamiento como el de primavera, lo cierto es que no es la comunidad más castigada. Con una incidencia acumulada a 14 días de 415 casos por cada 100.000 habitantes, está por debajo de la media nacional, que está en los 521. Su tasa de positividad está en el 7,67%, pero es cierto que en sus hospitales ya se está dejando notar la presión: los pacientes de Covid ya ocupan casi el 18% de las camas de planta y el 30,6% de las UCI.

Un día antes que Asturias, el presidente de Melilla, Eduardo de Castro, había instado formalmente a Sanidad a habilitar los mecanismos legales para activar el confinamiento domiciliario. Pero es que la ciudad autónoma es, en términos relativos, la región española con más contagios (tiene una incidencia a 14 días de 1.356) y mayor presión hospitalaria, tanto en planta como en UCI (30% y 71% respectivamente).

La semana pasada, Castilla y León también se lo pidió al Gobierno, aunque no para ordenar el confinamiento domiciliario de forma inmediata, sino para poderlo hacer si los datos epidemiológicos no mejoran. Y, lo cierto, es que, pese a las limitaciones sociales y a los confinamientos perimetrales, la curva sigue subiendo. Su incidencia ya supera los 800 casos y su ocupación hospitalaria y sus UCIS están por encima del 23% y el 37%.

La Junta de Andalucía evaluará esta semana la decisión de proceder a un confinamiento domiciliario en toda o en parte de la comunidad andaluza similar al que comenzó en marzo y se alargó durante dos meses si el toque de queda y los confinamientos perimetrales impuestos hasta el 8 de noviembre no funcionan. Andalucía es otra de las comunidades que traspasa todos los umbrales de “máximo riesgo”: incidencia de 545, positividad del 17,7%, ocupación hospitalaria casi del 18% y 24% en UCI.

Por su parte, Navarra y Aragón con las comunidades con mayores incidencias (1.193 y 1.127), solo por debajo de Melilla. También superan los umbrales de positividad (Navarra un 15,6% y Aragón un 22%) , de ocupación hospitalaria (20% y 22%, respectivamente) y de UCI (37,50 y 48%).

En Castilla -la Mancha tampoco mejora la situación, pese a que la comunidad esta perimetrada y ya no puede echar la culpa de sus contagios a su cercanía con Madrid. La incidencia acumulada en 14 días es de 518 cass por 100.000 habitantes, su positividad está en torno al 20% y su ocupación hospitalaria y de UCI en el 20% y el 28% respectivemente.

Cataluña y La Rioja pero no Madrid

Estas tres comunidades la situación de las UCIS es más que preocupante: en la Rioja está en el 53%, en Cataluña en el 40% y en Madrid, en el 38%. Pero mientras que en Madrid la incidencia se va reduciendo y se sitúa en 403 casos, en La Rioja y Cataluña está en 772 y 726. Lo mismo pasa con la positividad: mientras que en Madrid está en el 9%, en la Rioja y Cataluña supera el 13%.