El “milagro” se instala en Madrid: bajan los contagios y la ocupación de UCIS sin cerrar bares y restaurantes

La incidencia de casos se desploma hasta 332 por cada 100.000 habitantes y quedan libres un 70% de las camas de críticos para enfermos de otras patologías

Celadores de la planta Covid del Hospital de La Princesa de MadridAlberto R. RoldánLa Razón

Las medidas que puso en marcha el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso el pasado 21 de septiembre siguen surtiendo efecto. Días antes de iniciarlas, la incidencia acumulada de casos diagnosticados por 100.000 habitantes superaba los 800.

Hoy, son 332, tras experimentar un nuevo descenso con respecto a ayer. Sólo registran menos infecciones que Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, en donde la incidencia ha bajado de 50, el umbral que definió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como objetivo a conseguir. Pero no sólo Madrid ha mejorado en el capítulo de infecciones.

La ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS) de su red de hospitales públicos y concertados por enfermos Covid-19 ha caído hasta el 35%, tras reducirse el número hasta 445. En Cataluña, la cifra asciende a 632, con una peligrosísima ocupación del 44,35%, solo superada por Aragón, con un 51,71%, Melilla, con un 50%, Navarra, con un 45% y La Rioja, con un 60%. Esta comunidad se encuentra al borde del colapso sanitario.

Las dos medidas principales que puso en marcha el Ejecutivo de Díaz Ayuso en la capital fueron el cierre selectivo o por áreas de salud en lugar de un cierre perimetral de toda la comunidad, y la generalización de los test de antígenos en detrimento de las PCR, lo que ha permitido detectar con celeridad los positivos y aislarlos rápidamente, rompiendo la cadena de transmisión del virus. Con ello, se ha abortado de momento el cierre de la hostelería, impidiendo el hundimiento del sector.