Plan de vacunación contra el coronavirus: etapas y grupos prioritarios

Los primeros en recibir la vacuna serán el personal sanitario y los usuarios de las residencias de ancianos

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado el Plan Nacional para la Vacunación contra la Covid-19 en España que contempla vacunar a 2,5 millones de personas de enero a marzo. “Se trata de una estrategia única para todo el país que se incluye por un rasgo ética que incluye el principio de equidad” y que “nace con la firme convicción de que se pueden lograr mejores resultados si la vacuna es voluntaria”.

Illa ha señalado que el plan tiene cuatro pilares: establecer grupos de prioridad de población para que sean vacunados, preparar los elementos relacionados con la logística, crear un registro de vacunación específico y preparar aspectos clave de comunicación para el personal sanitario y para la población.

18 grupos poblacionales

La estrategia de vacunación establece 18 grupos poblacionales a los que se irá administrando las dosis de las vacunas que se vayan autorizando, siendo los prioritarios los residentes y trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, unos 2,5 millones de personas.

A este grupo le seguirá el resto de personal sanitario y grandes dependientes, según ha anunciado el ministro, quien ha explicado que los grupos se han delimitado en función de cuatro niveles de riesgo: morbilidad grave y mortalidad, grado de exposición a la enfermedad, impacto socioeconómico y el ritmo de transmisión.

“Nuestro objetivo es ir cubriendo los tramos de población por orden, primero, siempre, los más vulnerables. Esperamos empezar con este primer grupo en el mes de enero, cuando esperamos poder recibir las primeras dosis de vacunas que hemos adquirido en el marco de la estrategia europea de vacunación”, ha indicado.

El ministro no ha pormenorizado cuáles serán el resto de grupos después de esta población más vulnerable, pero ha defendido con rotundidad que habrá vacunas para el “cien por cien de la población española”.

Tres etapas de vacunación

Además, el plan delimita tres etapas en función de la disponibilidad de la vacuna. La primera, que se desarrollará entre enero y marzo, contará con “un suministro de vacunas muy limitado”; una segunda, de marzo a junio, en la que se incrementará “de forma progresiva” la vacunación; y una tercera con un aumento del número de dosis y vacunas disponibles para inmunizar ya a “todos los grupos prioritarios”. En cualquier caso, Illa ha señalado que la estrategia “se irá actualizando” a medida que vaya aumentando el conocimiento sobre los detalles de las vacunas.

Sanidad prevé que toda la población española esté vacunada en junio. Para eso, el país contará con 140 millones de dosis para inmunizar a 80 millones de ciudadanos a través de los acuerdos firmados por la Comisión Europea (CE) con las distintas compañías farmacéuticas desarrolladoras “Obviamente, más de la población que tenemos en nuestro país”, ha indicado Illa. El motivo es asegurarse un número suficiente de vacunas en caso de que alguna de ellas no termine siendo aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), algo posible hasta que no se cuente con más datos definitivos.

El titular de Sanidad ha recordado que la Comisión Europea acaba de cerrar un acuerdo de compra anticipada con Moderna, que se une así a los culminados con Sanofi, Janssen, Astrazeneca, Pfizer y BioNTech; aunque Europa también está negociando con Novavax y Curevac.

La vacunación, ha recordado, será “gratuita” y administrada a través del Sistema Nacional de Salud (SNS). Así, ha defendido que será “igual de segura” que las que ya se administran con el calendario vacunal habitual.

La estrategia contará con 13.000 puntos de vacunación y será única para todo el país. El sistema, que ha sido acordado con las comunidades autónomas, prevé el inicio de las vacunaciones el próximo mes de enero, un plazo que dependerá de la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el posterior suministro por parte de las farmacéuticas.

El ministro ha descartado que en las etapas iniciales la vacunación sea obligatoria. “Vamos a partir de la voluntariedad para la vacunación”, ha comentado. Fuentes ministeriales, sin embargo, no descartan que tenga que adoptarse esa medida en caso de que Sanidad lo estime necesario dentro de la evolución de la pandemia, ya que aseguran que existen las herramientas necesarias para la obligatoriedad de la vacunación.

Por último, Illa ha destacado que respecto a la logística del trasporte de las vacunas “se está trabajando” porque alguna de las vacunas preseleccionadas requiere temperatura de hasta 80º bajo cero, como sucede con la de Pfizer. El ministro ha insistido en que nuestro país cuenta con un “sistema robusto” de vacunación y, pese a las dificultades que “a priori” pueden presentar vacunas como la multinacional estadounidense, ha garantizado que “estos temas ya están resueltos o en vía de resolución”.