El Gobierno no permite a las comunidades adelantar el toque de queda

Illa rechaza modificar de momento el estado de alarma pero insiste en que lo seguirá estudiando y que de momento no hay una decisión tomada: “Lo vamos a valorar”

Thumbnail

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha rechazado adelantar el toque de queda a las 20 horas tras la reunión mantenida con los consejeros en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Varias autonomías han solicitado flexibilizar el toque de queda para intentar reducir la incidencia en sus territorios, pero Sanidad finalmente no ha dado su brazo a torcer. No obstante, ha dicho que lo seguirá estudiando y que de momento no hay una decisión tomada. “Lo vamos a valorar”, ha asegurado el ministro. De acuerdo con lo previsto en ese estado de alarma, el toque de queda solo puede operar entre las 22.00 horas y las 0.06 horas, de forma que los gobiernes autonómicos únicamente tienen margen para modificar ese horario entre las 22.00 horas y las 00.00 horas, es decir, que están capacitadas para retrasar el toque de queda, pero no para adelantarlo.

En la reunión del Consejo Interterritorial mantenida esta tarde, un total de 12 autonomías han pedido adelantar las restricciones de movilidad nocturna a las 20 horas. Cantabria, Castilla y León, Andalucía, Baleares, Canarias, Madrid, Galicia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña y Murcia han solicitado a Illa que les dote de las herramientas jurídicas para poder adelantar el toque de queda, pero Sanidad no está por la labor. Para modificar el Estado de Alarma, el Gobierno tendría que sumar una mayoría que no tiene y con la vista puesta en las elecciones catalanas, el tablero político lo dificulta aún más.

Pese a que Sanidad ha notificado hoy un nuevo récord de contagios, con 41.476 nuevos casos y 474 muertos, Sanidad no está por la labor de endurecer el Plan de Actuaciones Coordinadas publicado el 22 de octubre, que se diseñó para contener la segunda ola y es el que se está aplicando para contener esta tercera. Illa ha defendido que ya están funcionando medidas muy drásticas, con cierre de sectores, limitación de grupos en reuniones y reducción de movilidad, y ha reiterado que “hay que esperar unos días para evaluar su impacto”. “Sabemos que dan resultado, no porque lo hayamos leído en un libro, si no porque lo hemos experimentado en la segunda ola y sabemos cómo funciona”, ha dicho. No obstante, el ministro se ha mostrado abierto a estudiar la petición de las comunidades. “Lo vamos a estudiar, no hemos tomado ninguna decisión”. El riesgo de adelantar el toque de queda, según Illa, es que “la actividad se concentre en una sola franja horaria cuando lo que queremos es que se distribuya a lo largo del día”.

“Hay ya un conjunto de medidas que se están usando que nos van a permitir doblegar la tercera ola”. “Vienen días duras, pero no tengo duda de que si cumplimos las normas se va a doblegar”, ha concluído el ministro.