La Asamblea por la Vida pide a los senadores que rechazen la Ley de Eutanasia

Anuncian acciones legales si finalmente la norma es aprobada en el Senado

GRAF7300. MADRID, 17/12/2020.- La Asociación Española de Abogados Cristianos participa en una concentración convocada a mediodía ante el Congreso en rechazo a la ley de la eutanasia. EFE/Luca Piergiovanni
GRAF7300. MADRID, 17/12/2020.- La Asociación Española de Abogados Cristianos participa en una concentración convocada a mediodía ante el Congreso en rechazo a la ley de la eutanasia. EFE/Luca PiergiovanniLuca PiergiovanniEFE

La reciente constituída Asamblea por la Vida ha hecho un llamamiento a los senadores para que no permitan la legalización de la Eutanasia en nuestro país. Después de que la norma del Gobierno de PSOE y Podemos haya sido aprobada en el Congreso será debatida próximamente en el Senado. A sus señorías les recuerda que “os corresponde la representación de nuestra sociedad con una singularidad muy importante. Habéis sido elegidos a título personal. Los electores os han votado a cada uno de vosotros señalando su preferencia en vuestro nombre. No sois personas que forman parte de una lista cerrada y bloqueada. Tenéis una responsabilidad directa, personal con todos y cada uno de los electores de vuestra circunscripción, y por ello no os debéis a ningún otro mandato imperativo que no sea el de vuestra conciencia. A ella apelamos en la tramitación de la ley de la eutanasia”.

A todos ellos les advierte que “legislar sobre la muerte, cuando España vive la época más mortífera después de las secuelas de la Guerra Civil, cuando esta mortalidad, más de 80.000 personas, castiga sobre todo a las personas de más de 65 años, en lugar de legislar para mejorar la prevención, el control y las prestaciones sanitarias, es un escándalo y una grave irresponsabilida”. Critican, además, que la ley elimina toda referencia y condicionalidad de la eutanasia “a la disponibilidad de unos servicios de cuidados paliativos al alcance de toda la población, lo que exige multiplicar por tres veces y media sus actuales y subdesarrollados servicios”.

La Asamblea por la Vida considera que “ley de la eutanasia aumentará la ya de por si grave desigualdad, porque quien pueda pagarlo acudirá a los cuidados paliativos, mientras nuestros compatriotas con menos ingresos se verán reducidos a la opción a que los condena la ley, sufrir o la muerte a manos de un médico”. Por esta razón, piden a los senadores, que “rechacéis la ley tal y como está redactada y de la forma en que ha sido elaborada con una escandalosa ausencia de un mínimo debate social” por ser “una ley injusta, porque el Estado no puede autorizar a nadie a matar, ya que la vida de los ciudadanos no está a disposición de los poderes públicos, incumpliendosu deber de aportar todos los medios posibles para curar, aliviar o cuidar a los pacientes ante situaciones de dolor o sufrimiento insoportable”.

Consideran que es una ley incostitucional que va en contra de la postura del Comité de Bioética de España, el Consejo General de Médicos de España, y Sociedad Española de Psiquiatría, entre otras muchas. “No podéis votar a favor de una ley contra el consenso mundial, lo establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos en sus artículos 3 y 30, y la deontología médica. No podéis hacerlo sin escuchar lo que dice la Iglesia católica y las restantes confesiones religiosas cristianas y de otro signo”, insisten.

Finalmente, anuncian a los senadores que si finalmente sale adelante esta ley, emprenderán acciones inmediatas:

1º Alentar la presentación del recurso de inconstitucionalidad por parte de las instancias competentes, y estudiar la posibilidad de presentar un recurso propio a través del Defensor del Pueblo.

2º Valorar la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular para conseguir una Ley Integral de Cuidados Paliativos, cuyos servicios sean previos y obligatorios a toda petición de eutanasia.

3º Organizar un gran evento de rechazo a la ley y de exigencia de los cuidados paliativos, en el marco de las condiciones de seguridad que la prevención y lucha contra la Covid-19 exige, y nuestra responsabilidad ante la vida reclama.

4º Promover en el marco de la Asamblea de Asociaciones la objeción ciudadana a la aplicación de la ley.