Bruselas tendrá listo a mitad de mes el embrión del pasaporte de vacunación

El objetivo es que las personas inmunizadas puedan moverse con mayor libertad en la UE

Vacunas administradas
Vacunas administradasTeresa Gallardo

Las presiones de los países del sur de Europa para reactivar el turismo de cara a este verano están surtiendo efecto. La Comisión Europea anunció ayer que presentará una propuesta legislativa el próximo 17 de este mismo mes para poner en marcha el rebautizado como «pase verde digital», un certificado de vacunación común para todos los países europeos, con el objetivo de que las personas ya inmunizadas puedan moverse con mayor libertad dentro del club comunitario, ya sea con fines turísticos o por motivos de negocios.

En realidad, se lleva trabajando desde el mes de enero en este certificado de vacunación digital que incluya, entre otros datos, si una persona ha sido vacunada de coronavirus, pero también si ha pasado una prueba PCR o si ha desarrollado anticuerpos. El propósito es que toda esta información sea suficiente para eximir de ciertas restricciones (por ejemplo, la cuarentena), sin ningún tipo de discriminación.

La Comisión Europea asegura que completar estos trabajos técnicos llevará, al menos, tres meses y la canciller alemana Angela Merkel considera que estará listo antes de la temporada veraniega. Pero la discusión continúa. Hay algunos países europeos como Francia, Bélgica u Holanda, que siguen manteniendo reticencias a esta iniciativa debido a los bajos niveles de vacunación en Europa y a que ciertos grupos de población, como los más jóvenes, serán los últimos en ser inmunizados.

Según aseguró vía twitter la ministra de Exteriores belga, Sophie Wilmès, aunque la iniciativa del Ejecutivo comunitario de un documento estandarizado europeo es positiva, su uso sigue estando sujeto a debate. «Para Bélgica, no se trata de vincular la vacunación con la libertad de moverse por Europa. El respeto del principio de no discriminación es tanto más fundamental porque la vacunación no es obligatoria y el acceso aún no está generalizado», explicó la ministra.

Además, persisten dudas de tipo médico, ya que aún se desconoce si las personas a las que se las ha suministrado en antídoto siguen pudiendo contagiar el coronavirus. A pesar de esto, la cumbre de la semana pasada de jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete sirvió para desbloquear el debate ya que cada vez existen más capitales europeas a favor de esta propuesta.

La Comisión Europea siempre había sido reticente a utilizar este documento para incentivar el turismo y de ahí, su negativa a denominarlo «pasaporte de vacunación». El anuncio de ayer ha coincidido con una reunión de los ministro de Turismo de los Veintisiete. España ha firmado una carta junto a Austria, Grecia, Malta y Eslovaquia en defensa de esta iniciativa.

«Es una buena noticia que España y Europa compartamos la necesidad de trabajar coordinadamente y agilizar las herramientas para garantizar una movilidad segura en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan», se felicitaba la ministra de Industria, Reyes Maroto.

A la vacunación también se refirió ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias. El Gobierno incluirá a partir de esta semana información sobre el proceso de inmunización frente a la Covid-19 por grupos diana en el Registro Estatal de Vacunación. Entre ella, edad y personal sanitario y residentes en centros de larga estancia vacunas. Se trata, de una información que será compartida con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), según adelantó Darias, durante la reunión informal de ministros del ramo de la Unión Europea.