Maroto contradice a Darias y afirma que habrá pasaporte covid

Turismo ve mayo como objetivo pero Sanidad ha reiterado su oposición en diversas ocasiones

Controles en Barajas a pasajeros que llegan a nuestro país
Controles en Barajas a pasajeros que llegan a nuestro paísLuis DíazLa Razón

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, sorprendió a todo el mundo ayer, especialmente a su colega de Gabinete Cristina Darias, responsable de Sanidad, al anunciar en Antena 3 que el pasaporte sanitario o certificado digital puede estar disponible en mayo. «El Gobierno trabaja para ser pioneros y tener el pasaporte sanitario cuanto antes», aseguró. Aludió a que facilitará una «movilidad segura» a las personas que hayan pasado el coronavirus y que, sumado a las personas que puedan viajar con PCR, significa que «existen instrumentos para poder moverse que no solo implican que uno esté vacunado».

Maroto confía en que entre el 30% y el 40% de la población esté vacunada en el mes de abril gracias a los cuatro tipos de vacunas autorizadas. Maroto pone como objetivo celebrar un Fitur y un Mobile World Congress lo más abiertos posibles, pero no parece que se haya coordinado con la principal responsable de salud, Cristina Darias, cuyo equipo no ha dejado de repetir que no está encima de la mesa el pasaporte covid, que plantea también problemas éticos. Si una persona no puede acceder a una vacuna porque no ha entrado en ese momento en alguno de los grupos de edad o profesionales que disponen de prioridad recibiría un doble castigo ya que además de no gozar de la inmunidad del suero también sufriría el castigo de no recibir el certificado. En el mundo laboral, podría ocurrir que se obligara a los trabajadores a obtenerlo para conservar o lograr un empleo.

Este pasaporte o cédula electrónica incluiría información en relación a la covid, como si esa persona se ha vacunado y cuándo, o si ha pasado una PCR o test rápido de algún tipo. Úrsula Von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario, señaló el pasado día 25 de febrero que ha comenzado la fase de diseño en la UE. «Este mes presentaremos una propuesta legislativa para un Pase Verde Digital. Será una prueba de que una persona ha sido vacunada, resultados de las pruebas para aquellos que no han podido vacunarse aún e información sobre la recuperación de la Covid, respetando la protección de datos y la privacidad», anunció. El certificado estará basado en el estatus médico con el objetivo de facilitar los viajes por placer o trabajo, añadiendo que trabajará sobre el libre movimiento en Europa pero no podrá entrar en la regulación de su uso en los distintos países, ya que eso le correspondería a cada Estado miembro.

Reacción dispar

Los países de la UE no han dado la misma respuesta ante este pasaporte. Grecia y España han logrado ejercer presión con el resto de países del sur como Italia, Chipre y Malta para avanzar en la creación de ese pasaporte. De forma especial cuando Boris Johnson comenzó a avanzar que habría la mano respecto a la salida de sus conciudadanos hacia otros países. Ese anuncio fue suficiente para las reservas de plazas se dispararan pese a las dudas de Alemania o Francia.

Pero el lunes pasado una nueva voz salió en contra del pasaporte. El director ejecutivo del Programa de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, lo rechazado ya que va a crear «más desigualdades». Recordó asimismo que todavía no hay vacunas contra el coronavirus para todo el mundo, por lo que permitir viajar solamente a aquellos que se hayan vacunado va a generar desigualdades muy evidentes.