Un Ramadán más “íntimo” debido a las restricciones

Rezar en casa y, si se va a la mezquita, regresar antes del toque de queda. La Comisión Islámica de España (CIE) recomienda a los fieles ajustarse a las medidas sanitarias en el arranque del segundo Ramadán en pandemia.

Thumbnail

Los más de dos millones de musulmanes que residen en España comenzaron anoche su mes sagrado de ayuno, el Ramadán. Tienen por delante 30 días de sacrificio y rezo, desde que sale el sol hasta que se pone. Se trata del segundo marcado por la pandemia y, este año, las instituciones islámicas habían pedido a las autoridades nacionales y autonómicas la flexibilización de dos medidas en concreto: ampliar el aforo de las mezquitas del 30% al 50% y retrasar el toque de queda a las 23h, para que los fieles pudieran acudir a los templos para realizar el rezo comunitario del Tarawih. Sin embargo, ninguna de ellas les ha sido concedida. La crisis sanitaria manda, sin excepciones.

Para Francisco Jiménez, presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri) “se está violando un derecho constitucional que es la libertad religiosa. El ejercicio de la libertad religiosa y de culto es un derecho fundamental garantizado por la Constitución Española y por las demás instituciones europeas y por Naciones Unidas, que goza del máximo nivel de protección. Por ese motivo emitimos un comunicado dirigido a las autoridades. Aunque no haya servido de nada, es nuestra obligación velar para que se respete ese derecho. Llevamos mucho tiempo aceptando los cierres de las mezquitas, y otras medidas sobre las que nadie nos ha mostrado una justificación sanitaria, mientras otros establecimientos como los bares y restaurantes permanecen abiertos y se prioriza su actividad”. En su opinión, la petición de flexibilizar el toque de queda para que los fieles pudieran ir a realizar su rezo nocturno a las mezquitas no tiene ninguna diferencia con las exenciones a los toques de queda que, en la misma franja horaria, tienen las personas que van a trabajar. “No creo que se cuestione si un panadero o un repartidor tiene que salir de su casa de madrugada para realizar su trabajo, pues igualmente una persona que va o viene de un lugar de culto no perjudica en absoluto a la seguridad ciudadana general ni perturba el bienestar común”, añade.

Dada la negativa de las autoridades a ceder ante ninguna petición, amparadas en las cifras de incidencia y la situación de alerta ante una posible “cuarta ola”, la Comisión Islámica de España (CIE) ha recomendado a sus fieles realizar “en casa, en familia” los rezos que el Ramadán establece como comunitarios y de obligado cumplimiento en la mezquita. Si bien, para su práctica en el templo, o lugar habilitado para ello, indica que “se deberá consultar la hora de toque de queda en cada comunidad o ciudad autónoma, a los efectos de valorar la posibilidad de su práctica en congregación con las distancias de seguridad y respetando el aforo permitido, con tiempo para el regreso al domicilio”. Igualmente, desaconseja realizar la ruptura del ayuno --el Iftar-- en la mezquita, “cumpliendo con la recomendación de evitar aglomeraciones y reuniones masivas, porque son las vías principales de la propagación de la Covid-19, reduciendo lo más posible el tiempo de permanencia en el lugar de culto”.

Cataluña tampoco cede

En la misma línea, la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña, la Federación Consejo Islámico y la Federación Islámica de Cataluña, que representan a los más medio millón de musulmanes que residen en la comunidad, han pedido a la comunidad musulmana adaptar el rezo del Ramadán a las restricciones y medidas sanitarias contra la Covid-19. En un comunicado, las tres federaciones han recomendado unir las oraciones nocturnas, “maghrib” e “isha”, en la mezquita antes del horario del toque de queda, aunque sostienen que es decisión de los fieles adaptar su propio rezo. “Desde nuestra obligación de asesorar a todos los musulmanes en Cataluña, recomendamos respetar las medidas sanitarias marcadas por las autoridades, incluido el tiempo de toque de queda”, destacan.