Así ha sido el eclipse solar en España

Este jueves 10 de junio se ha producido un eclipse anular de Sol, conocido como el “anillo de fuego”.

Esta semana será especial para los amantes de la astronomía. Este jueves 10 de junio hemos podido ver el primer eclipse anular de sol de 2021.

El anillo de fuego solo podrá verse en el noroeste de Canadá, el norte de Groenlandia, el océano Ártico y el noreste de Rusia, mientras que en España podrá observarse como parcial, según explica el Instituto Geográfico Nacional (IGN). En nuestro país se llegará a apreciar como la Luna apenas tapa el 20% del diámetro del astro. Esto solo será posible en zonas del noroeste de la penínsular, ya que en el interior la magnitud será del 10% y en Canarias y Balearse solo se cubrirá el 2% del Sol. En España el eclipse solar ha finalizado a las 12:29 aproximadamente.

¿Y cuánto es ese 20%, 10% o 2%? El IGN ha elaborado un mapa que muestra el “mordisco” que le da la Luna al Sol en cada parte de España. En él se puede observar que, cuanto más al noroeste, más diámetro del astro tapa. El fenómeno, además, no comenzará a la misma hora en todo el país.

Por ejemplo, en Madrid empezó a verse a partir de las 11:01 horas, en La Coruña a las 10:49 horas y en Canarias a las 9:46. Donde más han tenido que esperar ha sido es en Baleares, donde empezó a las 11:29 horas.

Mapa del eclipse solar de este jueves 10 de junio en España
Mapa del eclipse solar de este jueves 10 de junio en EspañaLa RazónIGN

A nivel global, la NASA ha publicado un vídeo que muestra el recorrido del eclipse y las zonas en las que se podrá ver de forma completa.

¿Eclipse total, anular o parcial?

El de este jueves se trata de un eclipse anular de Sol que se verá de forma parcial en España. ¿Esto qué significa?

Los eclipses se pueden clasificar en tres tipos: totales, anulares y parciales. El primero ocurre cuando la Luna cubre por completo el Sol y no deja pasar la luz, y solo es posible observarlo en determinadas zonas de la Tierra. Ese eclipse total será parcial en regiones ubicadas más al norte o al sur.

Cuando la Luna no llega a cubrir todo el Sol, pero su centro está alineado con el del astro y deja pasar un disco de luz conocido como “anillo de fuego”, se denomina eclipse anular. Esto es debido a que la Luna se encuentra ese día más lejos de la Tierra que en el caso de un eclipse total “Si en el momento del eclipse la Luna se encuentra algo más alejada de la Tierra, su disco se ve más pequeño que el del Sol y no llega a cubrirlo por completo: hablamos entonces de eclipse anular, porque el Sol parece un anillo brillante. Eso es lo que ocurrirá este jueves”, explica el astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), Miguel Querejeta, en declaraciones a Efe.

¿Cómo ver el eclipse solar?

Durante un eclipse solar es muy importante tener precaución y no mirarlo directamente sin unas gafas especiales. No valen las gafas de sol ni otros remedios caseros como radiografías o películas fotográficas. Tampoco se debe observar el Sol con cámaras, telescopios o prismáticos que no tengan un filtro solar especial para ello.

La única forma segura de mirar directamente al sol es con unas gafas de eclipse homologadas por la Comunidad Europea. Deben tener un índice de opacidad 5 o mayor y estar en perfecto estado. Es importante que no ande mientras las use y que no se las quite hasta que haya apartado la vista del sol.

También es seguro observar el eclipse solar sin mirar directamente al Sol. La forma más sencilla es ver una retransmisión del fenómeno en internet, pero también puede ser una oportunidad para experimentar con la luz de forma segura. Un método curioso (y simple) es utilizar dos cartulinas, una de ellas con un agujero que deje pasar la luz. Se coloca una detrás de otra, de tal forma que por el pequeño orificio se cuelen los rayos del Sol. De esta forma, sobre la cartulina se podrá ver la característica forma de la Luna cubriendo el astro.

Otra forma sencilla de observar el fenómeno es proyectar la luz del Sol sobre una superficie, como puede ser una pared el techo o una pared. Esto se consigue colocando un espejo con un papel con un pequeño agujero de tal forma que el reflejo del Sol apunte hacia la pared.