El cambio climático continúa «implacable» pese a la Covid

Las temperaturas están muy lejos de los objetivos de reducción

El calentamiento global provocará que el nivel del mar siga en aumento. En la imagen, una serie de icebergs flotan en Groenlandia
El calentamiento global provocará que el nivel del mar siga en aumento. En la imagen, una serie de icebergs flotan en GroenlandiaHANNIBAL HANSCHKEREUTERS

La pandemia de Covid-19 no ha retrasado el «avance implacable» del cambio climático, y «no hay indicios de un crecimiento más ecológico», ya que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado de nuevo tras una disminución pasajera provocada por el descenso de la actividad económica a causa de la epidemia, «y no se acercan en absoluto a las metas de reducción».

Éstas son las principales conclusiones del tercer informe anual «Unidos en la Ciencia 2021», que coordina la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en colaboración con otras agencias de Naciones Unidas. Según el texto, el aumento de las temperaturas mundiales está provocando fenómenos meteorológicos extremos en todo el planeta, cuyos efectos son «cada vez más graves». Así, se han perdido «miles de millones de horas de trabajo solo a causa del calor», ya que la temperatura media mundial de los últimos cinco años fue una de las más altas «jamás registradas». Además, es cada vez más probable que las temperaturas superen los 1,5 grados planteados en los Acuerdos de París, según advirtió el secretario de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas. «Ahora vamos de camino a un calentamiento de tres grados, en lugar de 1,5 a 2 grados», señaló el experto.

Estimaciones de la OMM muestran que, si bien las emisiones de dióxido de carbono se redujeron un tiempo por el confinamiento, una vez pasado están aumentando rápidamente. En caso de que no se tomen medidas, el efecto del cambio climático será mucho más grave y a más largo plazo que el de la pandemia, indicó Taalas. «Si fracasamos en la mitigación tendremos un problema permanente durante cientos o quizá miles de años, y sus efectos en el bienestar humano y en la economía serán mucho más dramáticos que los que ha tenido la pandemia», subrayó.

Los cambios experimentados recientemente en el clima «no tienen precedentes» en muchos cientos e incluso miles de años, y pese a que se adopten medidas ambiciosas para reducir las emisiones de gases, el nivel del mar continuará subiendo y representará una seria amenaza para islas y poblaciones costeras de todo el mundo.

Según el Proyecto Carbono Global, las emisiones mundiales de CO2 de origen fósil (carbón, petróleo, gas y cemento) alcanzaron un nivel máximo de 36,64 gigatoneladas de dióxido de carbono en 2019, seguido de un descenso de 1,98 gigatoneladas en 2020 (un 5,6%) en 2020 por el impacto de la Covid-19. No obstante, estimaciones preliminares indican que de enero a julio de 2021 las emisiones de la energía eléctrica y de la industria se encontraban ya al mismo nivel que antes de la pandemia, mientras que las emisiones del transporte por carretera se redujeron un 5%.

En España, la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló a raíz del informe de la OMM que el calentamiento «ha dejado de ser un problema de nuestros hijos o nietos, y ha pasado a ser un problema nuestro». Ribera destacó que algunas de las consecuencias en nuestro país son el reciente incendio en Málaga, y «episodios nunca vistos, como Filomena».