Primer fallecido por el volcán mientras retiraba ceniza de un tejado

La Guardia Civil investiga la muerte de un hombre de 72 años encontrado sin vida a la espera de que la autopsia confirme la causa del óbito

Efectivos de la Guardia Civil y de Medio Ambiente del cabildo, mantienen cortado en la zona del Mirador El Charco en la carretera LP2, el acceso a la zona excluyente de vecinos que acudían de forma regular a regar las plataneras y limpiar de ceniza sus viviendas
Efectivos de la Guardia Civil y de Medio Ambiente del cabildo, mantienen cortado en la zona del Mirador El Charco en la carretera LP2, el acceso a la zona excluyente de vecinos que acudían de forma regular a regar las plataneras y limpiar de ceniza sus viviendas FOTO: Jesus Diges EFE

La jornada 55 del volcán de La Palma dejó ayer el primer fallecido que pudiera vincularse con todo el proceso de la erupción volcánica en la Isla. Aunque será la autopsia la que determine las causas del fallecimiento, la primera hipótesis que trasladan las Fuerzas de Seguridad habla de la caída de un techo cuando se encontraba retirando ceniza.

Se trata e un vecino del municipio de El Paso de 72 años que el viernes entró a la zona de exclusión junto con el habitual convoy de operarios y voluntarios que acude a diario a la limpieza de casas, bajo autorización institucional. Se procedía a la limpieza de casas en el núcleo del Corazoncillo (zona de Las Manchas), en donde el afectado tenia una vivienda. No obstante, la casa donde se encontró su cadáver sería la de su hermana, fallecida, donde al parecer se había dirigido para limpiar también su tejado un poco. Al regreso de esa tarde el hombre no se encontraba en ese convoy, según las fuentes municipales consultadas. Se percató su familia horas más tarde, cuando advirtieron que no había llegado y se activó entonces el operativo de búsqueda.

Tras un primer rastreo nocturno no se le pudo localizar, hasta que la mañana de ayer fue encontrado su cuerpo sin vida en el interior de una vivienda familiar. Fuentes policiales señalan que se está a la espera de confirmar de forma oficial el motivo del derrumbe del techo y las circunstancias que se dieron para que provocara el suceso. De no haber fallecido por causas naturales –la autopsia podría determinar que sufrió un infarto o similar y no tendría relación con el volcán– se trataría del primer fallecido a causa de la erupción del Cumbre Vieja, que continúa escupiendo magma sin descanso.

Peces muertos por ingesta de cenizas

Así, la temperatura del agua en la zona de Los Guirres –donde se ha formado la última fajana lávica– ha subido por encima de los 50º centígrados a decenas de metros del frente de la fajana. Los estudios de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) en la zona, respecto a la biodiversidad marina, confirman la afección a la fauna en la zona, tanto de esa temperatura como de la alta turbidez generada por la lava en el océano. Eso confirmaron desde el Pevolca ante la presencia de gran cantidad de peces muertos en este entorno marino, lo que principalmente asocian a la masiva ingesta de cenizas. Según esos estudios, «no se ha producido una variación significativa de los parámetros físico-químicos del océano».

Tras la reunión del Pevolca, se comunicó que la alimentación de lava discurre fundamentalmente por los frentes de las coladas 1 y 9, y con un menor aporte por la colada 2. Esta se ha unido a la 1 en la formación del delta lávico, que ha crecido y mantiene esta estructura a través de la lava que desemboca en la playa de Los Guirres. La salida de la lava al mar evita que los frentes de las coladas se incrementen en altura o que encuentren diques que puedan implicar un desborde y nuevos daños. El resto de las coladas permanecen estables.

Se amplía la zona de afección

Pero a su llegada al mar se amplía la zona de afección marina por parte del delta lávico, principalmente en dirección perpendicular a la línea de costa, solapándose con el primero.

En este sentido, el Comité Científico explicó que se han detectado episodios de alta turbidez en la columna de agua a distancias de hasta un kilómetro respecto al frente de lava ocasionados por la invasión de material lávico en el océano por los deltas lávicos. Al parecer, son esos episodios de alta turbidez los que han ocasionado la aparición de una importante cantidad de peces muertos en superficie. «Estas muertes de organismos pelágicos podrían deberse a la ingesta masiva de hialoclastitas o cenizas que saturen sus sistemas branquiales y no a una variación significativa de los parámetros físico-químicos del océano», concluyen.

Hay que recordar que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación obtuvo información sobre la evolución de los fondos marinos en el delta formado por la lava del volcán Cumbre Vieja que ha llegado hasta el mar. Un ROV (Remote Operated Vehicle) ligero, de gran resolución, permitió obtener imágenes de una gran calidad, destacando la rugosidad de este frente que muestra la reacción de la lava al llegar al mar.

Mala calidad del aire

Los vecinos y agricultores no pudieron acceder ayer a las zonas de la costa a recoger enseres ni a regar por Fuencaliente debido al alto nivel de dióxido de azufre en el aire que provoca la erupción volcánica, según el Cabildo de La Palma. No obstante, el Pevolca informó de que la calidad del aire era buena en la mayor parte de la isla y que tanto la sismicidad como la emisión de dióxido de azufre seguían su tendencia a la baja.