La vacuna que tiene parte de la población española es efectiva contra la viruela del mono

El investigador Juan José Badiola resuelve algunas dudas surgidas a raíz de los casos detectados en España

Erupción cutánea provocada por la viruela del mono
Erupción cutánea provocada por la viruela del mono FOTO: OMS La Razón

Oleada de casos de la rara enfermedad de la viruela del mono. Sanidad ya ha confirmado siete casos en Madrid y otros veinticuatro sospechosos, que están siendo investigados en el Centro Nacional de Microbiología (CNM). Además, Canarias ha notificado este jueves una posible infección en la isla de Gran Canaria. El doctor Juan José Badiola, veterinario e investigador español, ha explicado en el programa Espejo Público de Antena 3, cuál es el método de transmisión de la viruela del mono queya ha llegado a nuestro país y además, advierte que existe una vacuna que protege frente a la enfermedad.

El actual director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, señala que se necesita un “contacto estrecho” a través de la persona infectada y la persona sana. “Suele ser a través de fluidos y no tanto por contacto aéreo, aunque también puede haber algún caso”. Especialmente peligroso, apunta Badiola, es el contacto con las lesiones que la enfermedad produce en la piel. “Las pústulas tienen un alto grado de infectividad”. Sin embargo, no hay contagio cuando esas lesiones están resueltas o cicatrizadas y tampoco antes de que aparezcan. El experto recuerda que en África, las personas que se infectan, la mayor parte niños, lo hacen por manipular animales infectados.

El primer caso de este brote fue registrado en Reino Unido el 7 de mayo. El paciente tenía antecedentes de viajes recientes desde Nigeria, que es donde se cree que contrajo la infección. Actualmente se está produciendo contagios entre personas que no han estado en zonas de riesgo. La gran incógnita es si puede haber infección comunitaria. “Ahora habrá que ver todo con los sospechosos que se confirmen. Analizar caso por caso, ver qué relación han tenido unos con otros y ver si hay una sola cadena de transmisión o varias”, indica el doctor.

Desde la aparición de la viruela del mono, se han descrito en África infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectados. Se considera que los roedores son el principal reservorio del virus. La mayoría de los brotes se han producido en la República Democrática del Congo, aunque se han dado casos esporádicos en otros países dentro y fuera del contienen africano. En ese sentido, Badiola señala que la viruela de mono tiene menos capacidad pandémica que la Covid. “La transmisión en humanos es autolimitante, no se propaga de la misma manera que lo hace el Covid, que es una enfermedad expansiva”.

En cuanto al tratamiento de la enfermedad, la OMS advierte de que no hay tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus, aunque se pueden controlar los brotes. Además, los expertos de el organismo sanitario aseguran que en el pasado la vacuna de la viruela demostró proteger hasta en un 85% de la viruela del simio. Al respecto, el profesor Badiola señala que la vacuna de la viruela protege frente a este virus ya que son virus de la misma familia. “El virus de la viruela fue terrible, pero afortunadamente es un virus erradicado, no existe en la faz de la tierra y solo se guarda en algunos laboratorios especializados por si acaso hace falta para algo”, apunta.

La producción de esta vacuna se suspendió en 1980 tras la erradicación mundial de enfermedad. Por tanto, serían las personas nacidas antes de este año las que tendrían una mayor protección frente a la viruela del mono. No obstante, este jueves, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado a las personas de alto riesgo que hayan estado en contacto estrecho con otras infectadas por la viruela del mono deberían ser vacunadas contra la viruela tradicional. “Si hay vacunas contra la viruela disponibles en el país, la vacunación de contactos estrechos de alto riesgo debería ser considerada después de un estudio de beneficio de riesgos”, señaló en un comunicado este organismo de referencia de la Unión Europea (UE) para enfermedades infecciosas.