«No lo hagas, no lo permitas», contra la violencia de género digital

La campaña de la Fundación Cibervoluntarios visibiliza diversas formas de ataques machistas que se producen en internet a través de testimonios de mujeres que cuentan sus experiencias

Las redes pueden convertirse en un formato de control inaceptable
Las redes pueden convertirse en un formato de control inaceptable FOTO: dreamstime

La actriz, comunicadora y activista Pamela Palenciano sufrió ocho años de maltrato por parte de su pareja cuando era adolescente. Su ex maltratador le exigía que cuando la llamaba al móvil estuviera siempre disponible, o la mantenía horas pegada al teléfono. «El control exacerbado que se genera a través de redes sociales y del teléfono es brutal, porque es una tortura», señala.

En este momento representa un monólogo en centros educativos: «No solo duelen los golpes», y las chicas que la escuchan y han pasado por experiencias parecidas le cuentan que de las peores cosas que recuerdan es la ansiedad de vivir con el móvil en la mano, estar siempre en línea para que su pareja no se moleste, e incluso tener que enviar su ubicación o dejar de publicar fotos o vídeos porque él no quiere que los suba.

Pero además, Pamela cuenta cómo, desde que representa este monólogo, ha recibido llamadas, insultos y amenazas en sus redes sociales.

El testimonio de esta actriz es uno de los que ha incluido la Fundación Cibervoluntarios, organización pionera en el voluntariado tecnológico que trabaja para eliminar la brecha digital, en la presentación de la campaña «No lo hagas, no lo permitas» contra la violencia de género digital, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra mañana, día 25.

La campaña visibiliza diversas formas de violencia de género que se producen en Internet y en redes sociales mediante testimonios de mujeres que cuentan su experiencia, qué tipos de violencia han sufrido y cómo ha afectado a sus vidas, para que, gracias a su visión, otras mujeres puedan identificarlas y dejen así de normalizarlas.

Las cifras sobre esta práctica son aterradoras: el 54 por ciento de las mujeres que ha sufrido caso a través de las redes sociales ha tenido ataques de pánico, ansiedad o estrés. Asimismo, el 25 por ciento de las mujeres entre 16 y 25 años en nuestro país ha recibido insinuaciones inapropiadas a través de las redes. No obstante, a pesar de estos datos 1 de cada 5 chicos con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años considera que la violencia de género no existe, según señalan lo datos de la campaña «No lo hagas, no lo permitas» del Ministerio de Igualdad.

Otro de los rostros de la campaña es el de Rocío Saiz, artista, cantante de los grupos Monterrosa y Las Chillers, DJ y comunicadora. Desde que comenzó a subirse a los escenarios hace 12 años, ha utilizado la música como forma de activismo en pro de la diversidad y el colectivo LGTBQ+.

Además de las letras de sus canciones, Rocío se ha desnudado con frecuencia en el escenario, algo por lo que ha recibido denuncias, agresiones y amenazas de muerte. Más de 10 años después de comenzar su carrera todavía sigue recibiendo críticas y amenazas en sus redes sociales. «Yo me tengo que poder desnudar y que no pase nada», afirma Rocío. «En San Isidro me tiraron piedras y me amenazaron: Como te vuelvas a subir a un escenario te mato», se lamenta. «Si me escribe un perfil y me dice “no me ha gustado tu concierto o las canciones que has puesto”, fenomenal. El problema es, ¿qué te parece tan horrible para que me mandes un mensaje diciendo: la próxima vez que te subas a un escenario te mato?», subraya.

En nolopermitas.org se pueden ver los testimonios en vídeo de Pamela Palenciano y Rocío Saiz. En esta web, que también incluye recursos de ayuda para mujeres que sufren violencia de género digital se irán publicando nuevos testimonios de mujeres de distintos ámbitos. Estas entrevistas ponen de manifiesto diversas formas de violencia de género digital que van más allá de las relaciones de pareja y el sexo, y que son una prolongación de la violencia ejercida contra las mujeres fuera de Internet.

La campaña aborda la violencia psicológica y de control, ciberacoso y sextorsión, envío de mensajes y contenido sexual no solicitado, vulneración de la privacidad y difusión de información privada, o insultos, persecución y amenazas por mostrar una imagen o comportamiento distinto del estereotipo femenino.

La campaña «No lo hagas, no lo permitas» es una iniciativa de Fundación Cibervoluntarios que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad. La Fundación, con más de 20 años de experiencia, es una entidad pionera a nivel nacional e internacional en paliar la brecha digital y dotar a la ciudadanía de herramientas tecnológicas como eje transversal de empoderamiento e innovación a nivel personal, social, laboral y educativo. Su trabajo se dirige especialmente a personas en situación de vulnerabilidad digital.